Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Zacarías 8: Promesa de la restauración de Jerusalén

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Zacarías 8:9 »Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Cobrad ánimo, vosotros que oís en estos días estas palabras de la boca de los profetas, desde el día que se echó el cimiento a la casa de Jehová de los ejércitos, para edificar el Templo.[h]

Zacarías 8:10 Porque antes de estos días no ha habido paga de hombre ni paga de bestia, ni hubo paz para el que salía ni para el que entraba, a causa del enemigo, pues yo dejé que todos los hombres se enfrentaran unos con otros.[i]

Zacarías 8:11 Mas ahora no haré con el resto de este pueblo como en aquellos pasados días, dice Jehová de los ejércitos.

Zacarías 8:12 Porque habrá simiente de paz: la vid dará su fruto, la tierra, su producto, y los cielos, su rocío;[j] y haré que el resto de este pueblo posea todo esto.

Zacarías 8:13 Y así como fuisteis maldición entre las naciones, casa de Judá y casa de Israel,[k] así os salvaré y seréis bendición. ¡No temáis! ¡Cobrad ánimo!

Zacarías 8:14 »Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Como pensé haceros mal cuando vuestros padres me provocaron a ira, dice Jehová de los ejércitos, y no me arrepentí,

Zacarías 8:15 así en cambio he pensado hacer bien a Jerusalén y a la casa de Judá en estos días. No temáis.[l]

Los días del juicio ya han pasado, y Dios piensa hacer bien a Jerusalén . En consecuencia, se amonesta a su pueblo que no tema en acercársele con íntima devoción.

Dios y sus profetas instaron al pueblo por más de quince años para que terminaran la construcción del templo. Una vez más Dios lo alentó con visiones del futuro. Nos vemos tentados a dilatar las cosas por varias razones: la gente no responde; nos sentimos agotados física o emocionalmente; los obreros no cooperan; la obra es desagradable; o muy difícil; o no vale el esfuerzo requerido. Las promesas de Dios acerca del futuro nos deben alentar ahora. El conoce cuáles serán los resultados de nuestro trabajo y por lo tanto puede darnos una perspectiva que nos ayudará a continuar en su obra.

Zacarías 8:16 Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad según la verdad y lo conducente a la paz en vuestras puertas.

La restauración de las relaciones con Dios comienza con el arrepentimiento y asumiendo una actitud solidaria hacia nuestros prójimos.

Zacarías 8:17 Ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis el juramento falso, porque todas estas son cosas que aborrezco, dice Jehová».[m]

Dios prometió dar a su pueblo grandes recompensas; y le aseguró que a pesar de los castigos que sufrieron, El no cambiaría su forma de pensar para bendecirlos. Pero además dijo que tenían una tarea que realizar. Dios será fiel, pero también nosotros tenemos responsabilidades: decir la verdad, ser justos y vivir en paz. Si usted espera que Dios haga su parte, asegúrese de hacer la suya.

Zacarías 8:18 Recibí esta palabra de Jehová de los ejércitos:

Zacarías 8:19 «Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Los ayunos[n] del cuarto, el quinto, el séptimo, y el décimo mes, se convertirán para la casa de Judá en gozo y alegría, y en fiestas solemnes. Amad, pues, la verdad y la paz.

Estos ayunos conmemoran varios acontecimientos en la historia de Israel. El ayuno del cuarto mes conmemora la captura de Jerusalén en el 587 a.C.; el ayuno del séptimo es el Día de la Expiación, o una fecha que recuerda el asesinato de Gedalías, gobernador de Judá tras la caída de Jerusalén; el ayuno del décimo se celebra en memoria del sitio de Jerusalén en el 588 a.C.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Jesús y Nicodemo

La clase de cosa que hacían era algo así: Atar un nudo en sábado era hacer un trabajo; pero había que definir qué era un

Artículo Completo

La joven del bello rostro

Había una vez una joven de origen humilde, pero increíblemente hermosa, famosa en toda la comarca por su belleza. Ella, conociendo bien cuánto la querían

Artículo Completo

Milagro en el Rí­o Kwai

En la segunda guerra mundial, los soldados escoceses fueron forzados por sus captores japoneses trabajar en los rieles del ferrocarril en la selva. Por el

Artículo Completo