Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Zacarías 14: Victoria final de Jerusalén

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Zacarías 14:19 Esta será la pena del pecado de Egipto y del pecado de todas las naciones que no suban para celebrar la fiesta de los Tabernáculos. 

Zacarías 14:20 En aquel día estará grabado sobre las campanillas de los caballos: «Consagrado a Jehová»; y las ollas de la casa de Jehová serán como los tazones del altar.[ñ]

Cuando el Señor reine, se grabará la inscripción Santidad a Jehová , no sólo en los artefactos humanos, sino en los corazones de su pueblo. Y no habrá en aquel día más mercader que contamine con su presencia la casa de Jehová de los ejércitos .

Zacarías 14:21 Toda olla en Jerusalén y Judá será consagrada a Jehová de los ejércitos; todos los que ofrezcan sacrificios vendrán y las tomarán para cocinar en ellas. En aquel día no habrá más mercader[o] en la casa de Jehová de los ejércitos.

En el futuro, aun objetos familiares tales como caballos, campanillas y ollas serían santas. Esta visión de una Jerusalén santa y restaurada contrastaba con sus murallas derrumbadas y las difíciles condiciones de vida. Algún día Dios haría realidad el sueño de su pueblo y Jerusalén sería más hermosa de lo que pudieran imaginar. Dios sigue deseando hacer más por nosotros de lo que podemos imaginar. Cuando andemos con El, lo entenderemos con más intensidad cada día.

La batalla final

El último capítulo de Zacarías es uno de los más bellos de este libro; contiene una serie de mensajes llenos de esperanza para un pueblo semidestruido, sin ambiciones, ni un futuro promisorio. Es un verdadero clímax, un gran final para un gran libro.

En los primeros dos versículos predice la destrucción de Jerusalén, tal como sucedió bajo el imperio romano, aunque pudiera referirse a un hecho consumado. Jehová no guardará silencio ante esta embestida contra su pueblo. Jehová saldrá y combatirá él mismo contra los pueblos que injustamente, y en forma cruel, se han levantado contra el pueblo del Señor. En cuanto a la expresión como combatió en el día de la batalla, no sabemos con exactitud a qué batalla se refiere. En la historia de Israel Jehová participó lit. en muchas batallas y de muchas formas. En Isaias 37:36-38, notamos claramente la participación del Señor en contra de Senaquerib y sus 185.000 hombres de batalla. Pudiera ser que el profeta estuviera refiriéndose a este incidente que llenó de júbilo a Jerusalén. Así lo hará nuevamente: tomará parte contra las grandes potencias que se levanten contra Israel.

El imperio de Jehová. En aquel día Jehová tendrá un reino que perdurará hasta la eternidad, cuando sus pies se afirmen, cuando se establezcan sobre el monte de los Olivos, para ejercer dominio sobre los pueblos. La figura que presenta el profeta es la de un valle protegido contra los enemigos, en donde estará asentada la ciudad del gran Rey, quien vendrá con su séquito, sus santos que le acompañarán en la entrada triunfal. La venida de Jehová será tan grande y temible que solo es comparable al pánico que tuvo el pueblo en el terremoto en los días de Uzías. Amos 1:1 habla sobre este mismo suceso que dejó en la población una psicosis de miedo tan profunda, que Zacarías recurre a este evento para enseñar al pueblo que la venida del Señor será extraordinaria.

En el NT el monte de los Olivos es mencionado frecuentemente, primordialmente en los días del ministerio del Señor. Marcos 13:3 señala que fue en el monte de los Olivos en donde el Señor dictó sus enseñanzas sobre las señales finales; habló de la destrucción de Jerusalén, de las cosas finales, como de la venida misma de él por segunda ocasión a esta tierra con poder y gloria.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Matrimonio

Cuando llegué a casa esa noche mientras mi esposa servía la cena, la tomé de la mano y le dije: tengo algo que decirte. Sólo se sentó

Artículo Completo

El valor de la Cooperación.

Obligada por la sed Una hormiga bajó a un manantial,y arrastrada por la corriente, estaba a punto de ahogarse. Viéndola en esta emergencia una paloma,desprendió de un

Artículo Completo

Mark

Un día Mark iba caminando de regreso de la escuela y se dirigía a su casa. Al poco rato de caminar se dio cuenta de que el

Artículo Completo