Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Y los llaman Retardados. Es más importante ayudar a los demás a ganar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Hace unos años en las Olimpiadas Especiales de Seattle estaban 9 niños con discapacidad física o mental listos en la línea de salida para participar en una competencia de 100 yardas.

Al sonido de la pistola salieron todos con la ilusión de correr y ganar la prueba. Todos excepto uno que cayó sobre el asfalto, trató de levantarse un par de veces y volvió a caer, y luego empezó a llorar. Los otros 8 niños escucharon el llanto del niño y volvieron a ver hacia atrás, Luego todos se devolvieron, una niña con Síndrome de Down se inclinó le besó y dijo «Esto te hará sentir mejor»

Luego entre todos le abrazaron y se fueron caminando hacia la línea de meta y luego todos juntos y abrazados pasaron la línea final.

Todos en el estadio de pie estuvieron aplaudiéndoles y motivándoles por varios minutos. La gente que estuvo allí, aún está contando la historia en todas partes del mundo.

¿Por qué?, porque nos enseñaron que es más importante ayudar a los demás a ganar, que ganar para nosotros mismos es más importante, aunque esto implique disminuir nuestra velocidad de la carrera para cambiar de dirección.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El tren de la vida

La vida no es más que un viaje por tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques, y profundas tristezas en

Artículo Completo

La condena

Dos hombres fueron condenados. La sentencia consistía en que en un día determinado, en veinte años, serían torturados lentamente hasta la muerte. Al escuchar la sentencia, el

Artículo Completo

El brahmán y Stanley Jones

«En cierta ocasión, mientras esperaba un tren en la India, preguntó a un caballero indio si tomaría el tren que estaba por llegar. Contestó que no, porque

Artículo Completo