Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Valentía

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Valentía es admitir tus temores y enfrentarlos cara a cara. Es tener la fortaleza de pedir ayuda y la humildad de aceptarla.

Valentía es defender tus principios sin preocuparte por lo que otros dirán. Es escuchar tu corazón, vivir tu vida y no aceptar sino lo que para ti es lo mejor.

Valentía es tomar el primer paso, dar un gran salto, o cambiar el camino. Es intentar lo que nadie supo hacer jamás y todos creen imposible.

Valentía es mantener el espíritu en los desencantos, y considerar las derrotas no con el fin sino como un nuevo comienzo. Es creer que por fin las cosas mejorarán, aunque ahora parezcan peores.

Valentía es tomar responsabilidad de tus acciones y saber admitir tus errores sin culpar a los demás. Es confiar, no en los demás, sino en tu habilidad y esmero para triunfar.

Valentía es negarse a desistir, aunque la posibilidad te intimide. Es trazar tu meta, mantenerte fiel a ella y hallar soluciones para los obstáculos.

Valentía es pensar en grande, apuntar bien alto y llegar bien lejos. Es adoptar un sueño y hacerlo todo, arriesgarlo todo, no desistir ante ningún obstáculo para tornarlo realidad.

¡Vive tu vida con valentía!

Por Caroline Kent

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Un perfecto error

Mi abuelo amaba la vida, especialmente cuando podía hacerle una broma a alguien.? Hasta que un frío domingo en Chicago, mi abuelo pensó que Dios le había

Artículo Completo