Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Una mujer muy sabia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Una mujer muy sabia se despertó un mañana, se miro al espejo, y notó que tenía solamente tres cabellos en su cabeza. ‘Hmmm’ pensó, ‘Creo que hoy me voy a hacer una trenza’. Así lo hizo y pasó un día maravilloso.

El siguiente día se despertó, se miró al espejo y vio que tenía solamente dos cabellos en su cabeza. ‘Hmmm’ dijo, ‘Creo que hoy me peinaré de raya en medio’ Así lo hizo y pasó un día grandioso.

El siguiente día cuando despertó, se miró al espejo y notó que solamente le quedaba un cabello en su cabeza. ‘Bueno’ dijo, ‘ahora me voy a hacer una cola de caballo.’ Así lo hizo, y tuvo un día muy, muy divertido.

A la mañana siguiente cuando despertó, corrió al espejo y enseguida notó que no le quedaba un solo cabello en la cabeza. ‘Qué bien!’ Exclamó. ‘Hoy no voy a tener que peinarme!’

Tu actitud es todo.  Siempre se bondadoso, porque cada persona que te encuentres está peleando alguna clase de batalla.  La vida no es esperar a que la tormenta pase… ni es abrir el paraguas para que todo resbale…  Es aprender a bailar bajo la lluvia.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El ciego y la rosa

Un ciego caminaba lentamente por un camino. Al serle desconocido , cada paso que daba lo tanteaba bien con su viejo bastón. De pronto sintió un agradable

Artículo Completo

No juzgar a otros

No juzguen a otros, para que Dios no los juzgue a ustedes. No condenen a otros, y Dios no los condenará a ustedes. Perdonen, y Dios los

Artículo Completo

La mariposa y la oruga

Había una vez una oruga que vivía en un gran árbol del parque. Cada día la oruga iba mordisqueando las hojas que encontraba en su camino, sin

Artículo Completo