Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Una lección con un billete de cien dólares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Un reconocido orador inició su seminario sosteniendo un billete de $100.00 dólares y pregunta a su auditorio:

— Alguien quiere este billete?

Varias personas levantaron la mano. Entonces les dijo:

— Alguno de ustedes recibirá este billete, pero antes voy a hacer algo.

Tomó el billete con su mano y lo oprimió hasta arrugarlo, Luego volvió a preguntar si alguien todavía lo quería. Las manos del auditorio se mantenían arriba. Bien, dijo el orador:

— ¿Y si hago esto?

Tiró el billete al suelo y empezó a pisarlo. Después lo recogió sucio y maltrecho del piso y volvió a preguntar si todavía lo querían. Las manos continuaban arriba.

— Amigos míos, comentó el orador, han aprendido una valiosa lección: No importa lo que le hice al billete, ustedes todavía lo quieren, porque su valor no disminuyó, pues todavía vale $100.00 dólares. Muchas veces en nuestras vidas somos derribados, somos maltratados, mordemos el polvo debido a las decisiones que tomamos y a las circunstancias que encontramos en nuestro camino, entonces, nos sentimos como si ya no valiéramos nada. Pero no importa lo que les haya pasado o pueda pasar, ustedes nunca perderán su valor, para nuestro Dios, su valor será siempre el mismo, y nos ama aunque estemos sucios y destrozados”.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Haz tu Lista de Regalos

La mayoría de personas confecciona una “lista de regalos” para Navidad, pero la verdadera cristiandad se caracteriza por dar en forma continua y de corazón. Haga de

Artículo Completo

Las puertas del cielo

Un guerrero, samurai, fue a ver al Maestro Zen Hakuin y le preguntó: ¿Existe el infierno? ¿Existe el cielo? ¿Dónde están las puertas que llevan a ellos

Artículo Completo

Bienes invisibles

Tomás es un chico de siete años que vive con su mamá, una pobre costurera, en su solo cuarto, en una pequeña ciudad del norte de Escocia.

Artículo Completo

Utilizando las piezas rotas

En el palacio real de Teherán, en Irán, puede verse uno de los más hermoso trabajos en mosaico del mundo. Los techos y paredes resplandecen como diamantes

Artículo Completo