Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un suave estruendo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Había una vez un hombre que desafió a Dios para ver si de Él recibía alguna respuesta.

«¡Dios, arde la zarza como hiciste con Moisés y te seguiré! ¡Derrumba las paredes como hiciste con Josué y pelearé! ¡Calma la tempestad como hiciste en Galilea y te escucharé!» Y así el hombre fue y se sentó cerca de un arbusto, al lado de una pared levantada muy cerca del mar y esperó a que Dios le contestase.

Y Dios escuchó al hombre, así que le respondió. Envió fuego, pero no para el arbusto, sino para la Iglesia. Derrumbó una pared, pero no de ladrillo, sino de pecado. Calmó la tempestad, pero no en el mar, sino en el alma. Y Dios esperó a que el hombre le contestase.

Y esperó… Y esperó… Y esperó…

Pero como el hombre estaba prestando atención a arbustos, no a corazones; a ladrillos, no a vidas; a mares y no a almas, pensó que Dios no había hecho nada.

Finalmente miró a Dios y le preguntó, «¿Has perdido tu poder?»

Y Dios lo miró y le respondió, «¿Has perdido el oído?»

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El error más grande

El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte, te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos. No se equivoca el río

Artículo Completo

De ejecutivo a conserje

El pasillo está en silencio excepto por las ruedas del balde y los pies que va arrastrando el viejo. Ambos suenan cansados. Ambos conocen estos pisos. ¿Cuántas

Artículo Completo

La gallina y los patitos

Habí­a una vez una pata que habí­a puesto cuatro huevos… Mientras los empollaba, un zorro atacó el nido y la mató. Por alguna razón no llegó a

Artículo Completo

Las órdenes del médico

Además del paciente que no abandona su cuenta, el más difícil de tratar es aquel que se niega a obedecer las órdenes del médico. Un estudio reciente

Artículo Completo