Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un mensaje para los hombres

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El mensaje de hoy es para los hombres. Si usted no ama a su esposa más de lo que la amaba cuando se casó con ella, probablemente la ama mucho menos. Caballero, queremos que aprenda a coquetear, pero no con cualquier mujer, ¡sino únicamente con la chica con quien se casó! Mantenga ese coqueteo durante toda su vida. Nunca llame a la mesera «cariño». Ella no es su cariño. Usted tiene sólo un cariño. Ni nunca llame a otra mujer «amorcito». Ella no es su amor. Existe una dama que necesita poseer la seguridad sin lugar a duda de que ella es su amor, su cariño, su dulzura, y que es la número uno en su vida. Desarrolle ese amor y aliméntelo para que crezca.

¿Es usted un esposo o está cortejando a alguien? Permí­tanos preguntarle algo: ¿Cuándo fue la última vez que le compró flores o su perfume favorito a su esposa o novia? Deténgase un minuto y piense cómo puede demostrarle que ella es el único amor de su vida.

«Y Jesús dijo: Por eso el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.» Mateo 19:5:

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti