Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un lugar mágico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Existe un lugar donde todo es posible, está oculto por los senderos de la mente. Cuando fuimos niños, ese sendero era un camino ancho y nos resultaba fácil llegar a él. Pero al crecer lo fuimos obstruyendo con la mala yerba de tantas cosas que aprendimos y muchas que no necesitábamos.

Perdimos la magia con el paso de los tiempos y acaso perdimos mucho más que eso. Hoy nos cuesta creer y nos cuesta encontrar las soluciones a las cosas.

Si quisiéramos dar una vuelta por el campo de ése lugar, encontraríamos que hemos olvidado el camino y la única forma de recordarlo es desapareciendo muchas cosas y recordando otras que se encuentran en el olvido del niño que un día fuimos. Es preciso nacer de nuevo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Carpe diem

Aprovecha el día, no dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el

Artículo Completo