Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un elefante atado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Cuenta una historia que un día un niño vio como un elefante del circo, después de la función, era amarrado con una cadena a una pequeña estaca clavada en el suelo.

Se asombró de que tan portentoso animal no fuera capaz, y de hecho no hiciera el mas mínimo esfuerzo por liberarse de aquella pequeña estaca.

Decidió preguntarle al hombre del circo el por que de aquello, a lo que le respondió:

— Es muy simple, desde pequeño era amarrado a una estaca como esa y en ese entonces no era capaz de liberarse, ahora el no sabe que esa estaca es tan poca cosa para el. Lo único que recuerda es que no podía escaparse y por eso ni siquiera lo intenta.

Cuantas veces tenemos topes o barreras con las que chocamos pues antes en nuestras vidas habían sido piedra de tropiezo para nosotros.

A veces no nos hemos dado cuenta de que esas cosas ya no son obstáculo para nosotros, sino que ya hemos crecido lo suficiente para vencerlas, y no lo hacemos solo por un porque en algún momento nos detuvieron.

No seas como el elefante, puedes seguir adelante si tan solo ves la grandeza que el creador ha puesto en ti.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Los dos hermanos

No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas adyacentes cayeron en un conflicto. Este fue el primer conflicto serio que tenían en 40 años de

Artículo Completo

El error más grande

El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte, te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos. No se equivoca el río

Artículo Completo