Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Trabajando juntos

Toyohiko Kagawa fue un famoso poeta y reformador social cristiano japonés. Aunque tenía mala salud, vivía entre los necesitados en los barrios bajos y trabajaba en forma incansable para vencer la injusticia social. Su escrito: «El trabajo», habla de la fuente de su fortaleza:

El trabajo

Nunca diré que estoy ocupado: Aquellos que ayudan a los atribulados deben esperar siempre estar ocupados. Cristo era tan asediado por las multitudes que no tenía tiempo para comer. Él dijo: «Al que tiene, se le dará más. Y al que no tiene, hasta lo poco que tiene se le quitará.»

Lo que quiere decir que si no usamos todos nuestros poderes los vamos a perder … Entonces, también, el problema es que debemos hacer nuestro trabajo de todo corazón.

No nos cansamos de hacer lo que nos gusta hacer. Pero lo más importante, nuestro consuelo y fortaleza vienen solo cuando Dios mora en nuestras almas trabajando junto a nosotros.

No importa qué trabajo hagas hoy, trabajarás con propósito y fuerza si Dios es  tu socio. Él siempre está contigo, ¡esperando que le pidas su fortaleza para terminar el trabajo!

Como colaboradores de Dios les suplicamos que no desechen el maravilloso mensaje de la gracia de Dios. 2 Corintios 6:1

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.