Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Te hice a ti

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

En la calle vi a una niñita temblando de frío con un vestidito ligero, con poca esperanza de encontrar una comida decente. Me enojé y le dije a Dios:

— ¿Por qué permites esto? ¿Por qué no haces algo para remediar esto?

Por un rato Dios no dijo nada y esa noche, El respondió de pronto diciendo:

— Ya hice algo para remediarlo, te hice a ti hijo mío.

Muchas veces culpamos a Dios por todas las cosas que pasan, y le recriminamos que permite que pasen, y no pensamos en que realmente Dios confía en nosotros para hacer de este un mundo mejor.

Dios no nos anula, nos permite ser parte de su creación, demostrando al mismo tiempo que tenemos la capacidad para ayudar a los demás.

La próxima vez que veas una injusticia, no digas ¡Pobre!, o ¿Por qué Dios permite esto?, sino actúa, pues tu fe se demuestra con tus actos. Demuestra a otros que Dios se acuerda de ellos, por medio de ti.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Cometas o estrellas

Hay personas Estrella y hay personas Cometa. Los Cometa pasan. Apenas son recordados por las fechas que pasan y vuelven. Los Estrella, en cambio, permanecen. Hay mucha gente Cometa.

Artículo Completo

Aguila o pato

Rodrigo estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El

Artículo Completo

Heredero al trono

Erase una vez que un reino europeo estaba regido por un rey muy cristiano, y con fama de santidad, que no tení­a hijos. El monarca envió a

Artículo Completo