Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Sufrimiento

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Los técnicos agrónomos nos dicen que el tiempo húmedo no es tan bueno para las plantas como el tiempo seco. Cuando hay mucha humedad, la planta es más blanda y pierde calidad. Días nublados o abundantes en lluvias no ayudan a que la planta se vuelva resistente. Si hay abundancia de agua en la superficie, la planta no profundiza sus raíces y, en general, suele durar menos.

Por el contrario, en climas un poco secos las plantas luchan por sobrevivir y terminan haciéndose fuertes. Buscando el agua, las raíces profundizan mucho. De esta manera se capacitan para enfrentar la sequía y el mal tiempo.

Cuando las personas responden positivamente a los desafíos de la vida, construyen caracteres fuertes. Al aprender disciplina y tenacidad están más preparados para las tormentas de la vida y para los desafíos morales.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Decidir y ser constantes

En la pequeña escuelita rural había una vieja estufa de carbón muy anticuada. Un chiquito tenía asignada la tarea de llegar al colegio temprano todos

Artículo Completo

Carta de un Amigo

Querido Amigo: ¿Cómo estás?, te escribo esta carta porque quiero decirte que te amo, y me gustaría tener una relación más cercana contigo. De más

Artículo Completo