Sueños que vienen por la Puerta Trasera

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

En 1970, Wally comenzó a hornear galletitas de chocolate para sus amistades usando una receta y procedimiento recibido de su tía Della.

Por cinco años, regaló todas las galletitas que horneó, incluso cuando a menudo las personas le decían que eran tan buenas que él debiera entrar en un negocio y venderlas.

Sin embargo, Wally tenía otra idea. Estaba determinado en convertirse en un gran administrador de estrellas del mundo del espectáculo.

Entonces un día, una amiga le dijo que podía poner el dinero para un negocio de hacer galletitas. Su amiga nunca hizo la inversión, pero Wally se puso de acuerdo con algunos amigos, incluyendo a Jeff Wall, Helen Reddy, y Marvin Gaye, para reunir algún dinero. Entonces Wally estaba encaminado.

En un principio, sólo tenía intención de abrir una tienda en Sunset Boulevard, que le reportara lo suficiente para vivir. Después de todo, su tienda era la única en el mundo dedicada a la venta de galletitas de chocolate exclusivamente. El negoció creció de la noche a la mañana. Las famosas galletitas de chocolate de Amos de Wally eran distribuidas alrededor del mundo.

Wally mismo se convirtió en vocero para otros productos, desde huevos hasta líneas aéreas y compañía de teléfono. Mientras él en una época soñaba con administrar estrellas, ¡ahora era una de ellas, por propio derecho!

En ocasiones los sueños vienen por la puerta trasera. ¡Mantenla sin cerrojo!

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Mateo 7:7

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Heredero al trono

Erase una vez que un reino europeo estaba regido por un rey muy cristiano, y con fama de santidad, que no tení­a hijos. El monarca

Artículo Completo

La confesión como salvación

Alexander Solzhenitsyn ha hablado poderosamente de esta dimensión controversial de la confesión a través de su vocación como escritor exiliado: «¿Qué puede llegar a hacer

Artículo Completo