Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Su camino de amor

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Si miramos a través de la ventana de la cocina, podemos ver un camino que va desde nuestro portal por la hierba hasta la propiedad adyacente a la nuestra. Esa propiedad le pertenece a mi mamá y ese camino también.

Algún tiempo atrás, estuve involucrada en un accidente que resultó casi mortal. Con nueve huesos rotos y otras lesiones, necesitaba de cuidado continuo y mi futura recuperación incluía una posible estadía en un centro de rehabilitación.

Mi esposo decidió llevarme a casa, unos pocos días antes que me dieran de alta. El doctor lo aprobó y el equipo que iba a necesitar fue enviado y puesto en una habitación vacía. Wally y mamá aceptaron la responsabilidad de cuidarme durante las veinticuatro horas del día.

Entonces fue cuando comenzó su camino. Se continuó usando cada día. Durante los próximos dos meses y medio, mamá pasó por ese sendero bajo el sol, la lluvia, la nieve y lloviznas frías durante la mañana y las horas de la tarde, incluso en ocasiones en medio de la noche.

Yo lo llamo el camino de amor. Las cosas que hizo por mí en ese tiempo son tantas como las estrellas del cielo. Me cuidó como sólo una madre puede hacerlo. Nunca olvidaré el amor, la ternura y la gentileza que me demostró. Dieciocho meses después, el camino permanece, una señal visible del amor de una madre.

Por: Clare DeLong

El amar y ser amado es sentir el sol en ambos lados. Bárbara Johnson

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. Proverbios 31:10

Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas. Proverbios 31:29

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El sistema solar

En alguna ocasión se suscitó una fuerte discusión entre dos amigos, uno creyente en la existencia de Dios y el otro absolutamente incrédulo y ateo.

Artículo Completo

Hermoso día

El día empezó muy mal. Me quedé dormida y llegué tarde al trabajo. Todo lo que sucedió en la oficina contribuyó a mi ataque de

Artículo Completo

Tus pertenencias

Un hombre murió intempestivamente. Al darse cuenta, vio que se acercaba Dios, quien llevaba una maleta consigo y le dijo: — Bien hijo mío, es

Artículo Completo