Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Sólo por hoy…

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Sólo por hoy seré feliz, por eso haré verdad lo que alguien dijo: “La mayoría de la gente es tan feliz como desea serlo”. La felicidad es algo de adentro de uno, no de afuera.

Sólo por hoy trataré de ver la vida por lo que es y no por lo que yo quisiera que fuera. Aceptaré mi familia, lo que hago y mi suerte como son, y procuraré armonizar con ello.

Sólo por hoy cuidaré de mí, ejercitaré mi cuerpo, lo atenderé y lo alimentaré. No abusaré de él, ni lo abandonaré.

Sólo por hoy trataré de ser más amplio de espíritu, aprenderé algo útil, no seré un holgazán mental. Haré que se me permita usar mi esfuerzo, concentración, meditación.

Sólo por hoy ejercitaré mi alma de tres modos: Haré algún bien sin que lo descubran y haré dos cosas que no me agraden hacer.

Sólo por hoy seré agradable, tendré el mejor aspecto que pueda. Me mostraré cortés, seré generoso, no encontraré defectos en nada y no intentaré dirigir ni modificar la vida del prójimo.

Sólo por hoy trataré de vivir el día de hoy, sin querer solucionar todos los problemas de la vida.

Sólo por hoy tendré un plan. Anotaré por escrito todo lo que pienso hacer; aunque después no lo pueda cumplir del todo, igual lo haré. Eliminaré dos vicios; la prisa y la indecisión, pero sólo por hoy.

Sólo por hoy me daré media hora de tranquilidad para poder pensar acerca de mí. A veces pensaré en Dios, para descubrir cuál es el objetivo de mi vida.

Sólo por hoy no tendré miedo y esencialmente no tendré miedo a ser feliz, a disfrutar de la vida, de amar y de creer que los que amo me aman.

 

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Un vaso de leche

Un día, un muchacho muy pobre, quien era vendedor de puerta a puerta para pagar sus estudios, se encontró con sólo diez centavos en su bolsillo y

Artículo Completo

Si el niño vive

Si el niño vive en un ambiente de crítica, aprende a condenar. Si vive en un ambiente de hostilidad, aprende a pelear. Si en un ambiente de

Artículo Completo

Flexibilidad

El discípulo fue a visitar al maestro en el lecho de muerte. — «Déjame en herencia un poco de tu sabiduría», le pidió. El sabio abrió la

Artículo Completo