Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Dios cuenta hasta diez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Me fascina cómo Dios utiliza momentos de cada día para mostrarme lecciones espirituales. El otro día sucedió lo siguiente:

Estaba en el supermercado, en fila para pagar mis compras cuando noté a una niña bailando alrededor de su madre. La joven mamá se veía cansada, de seguro la pequeña había estado muy animada todo el día. Sus miradas y tono de voz fueron ignoradas por la nena. Pensé que quizás esa niña necesitaba más disciplina.

La madre paciente solo dijo: «¡Voy a contar hasta 10!». No lo podía creer, la pequeña podría hacer mucho daño en diez segundos. La señora empezó a contar: «Uno… dos…» de forma muy lenta. No podía soportarlo, mi mamá solía utilizar este método también pero no pasaba del número tres. Luego de un rato la niña se calmó, al parecer había funcionado.

Lo que más me impresionó fue lo que aprendí más tarde ese día. El Señor me recordó de lo que había presenciado y me habló al corazón. «Yo también cuento a diez» fue su mensaje. Dios trajo a mi memoria que Él es un Padre amoroso, amable y paciente. Él espera y nos da cada oportunidad para responder a su llamado gentil por medio de Espíritu Santo, quien también quiere que nos calmemos un poco.

Algunos de ustedes pueden sentir que el Señor solo espera a que nos equivoquemos para castigarnos. Pero Dios no es así. Él cuenta hasta diez y muy despacio, cómo esa madre en la tienda. Él nos ama y no quiere lastimarnos. Tiene buenos planes para nuestras vidas.

«Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes -afirma el Señor-, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza» Jeremías 29:11.

Confíe en Él con su vida hoy. Siempre estará ahí, sin importar lo que venga.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Lo que no es el amor

A veces las personas confunden el sentimentalismo y el romanticismo con el amor. Estos son meros aderezos que dan un poco de sabor y color, pero sin

Artículo Completo

Comodidad

Un día, un hombre sabio y piadoso clamó al cielo por una respuesta. El hombre encabezaba un grupo de misioneros que oraban por la paz del mundo,

Artículo Completo

No dejes nunca de soñar

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento.

Artículo Completo