Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 89: Dios es rey soberano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Salmo 89:1 Masquil de Etán ezraíta. Por siempre cantaré de las misericordias del SEÑOR; con mi boca daré a conocer tu fidelidad a todas las generaciones.

Este es un salmo mesiánico que reafirma la promesa hecha a David de que su semilla reinará. Muestra que Dios es capaz de sacar sus promesas de las profundidades del sepulcro, si ello se necesita para que éstas se cumplan. Este salmo se escribió para describir el reino glorioso del rey David. Dios prometió que haría de David el rey más poderoso de la tierra y que mantendría a sus descendientes en el trono para siempre. Debido a la destrucción de Jerusalén y a que sus reyes dejaron de gobernar allí, estos versículos solo se adelantan proféticamente al futuro reino de Jesucristo, el descendiente de David. El versículo 27 es una profecía que concierne a la dinastía eterna de David, que se consumará en el reino futuro de Cristo sobre el mundo.

Salmo 89:2 Porque dije: Para siempre será edificada la misericordia; en los cielos mismos establecerás tu fidelidad.

Salmo 89:3 Yo he hecho un pacto con mi escogido, he jurado a David mi siervo:

Salmo 89:4 Estableceré tu descendencia para siempre, y edificaré tu trono por todas las generaciones. (Selah)

Salmo 89:5 Los cielos alabarán tus maravillas, SEÑOR, y también tu fidelidad en la asamblea de los santos.

«En la congregación de los santos» por lo general se refiere a los ángeles. En los atrios del cielo, una miríada de ángeles alaban al Señor. Esta escena es de majestad y esplendor para mostrar que Dios va más allá de las comparaciones. Su poder y pureza lo colocan muy por encima de la naturaleza y de los ángeles.

Salmo 89:6 Porque, ¿quién en el firmamento se puede comparar al SEÑOR? ¿Quién entre los hijos de los poderosos es como el SEÑOR,

Salmo 89:7 Dios muy temido en el consejo de los santos, e imponente sobre todos los que están en su derredor?

Salmo 89:8 Oh SEÑOR, Dios de los ejércitos, ¿quién como tú, poderoso SEÑOR? Tu fidelidad también te rodea.

Salmo 89:9 Tú dominas la soberbia del mar; cuando sus olas se levantan, tú las calmas.

Salmo 89:10 Tú aplastaste a Rahab como a uno herido de muerte; esparciste a tus enemigos con tu brazo poderoso.

Rahab : Otro nombre para designar a Egipto, uno de los viejos enemigos de Israel.

Salmo 89:11 Tuyos son los cielos, tuya también la tierra; el mundo y todo lo que en él hay, tú lo fundaste.

Salmo 89:12 El norte y el sur, tú los creaste; el Tabor y el Hermón aclamarán con gozo a tu nombre.

Esto se refiere a los montes Tabor y Hermón. El monte Tabor no es muy alto (650 m), fue escenario de la victoria de Débora en Jueces 4. El monte Hermón (3,000 m) es alto y majestuoso.

El Tabor y el Hermón : Montañas que se regocijan, en sentido figurado, como parte de la creación de Dios.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Los tres arbolitos

Érase una vez en la cumbre de una montaña,  tres pequeños árboles juntos y soñando sobre lo que querían llegar a ser cuando fueran grandes. El primer

Artículo Completo

Muerte de tu hija

Es la tarde de un viernes típico y estás manejando hacia tu casa. Sintonizas la radio. El noticiero cuenta una historia de poca importancia: En un pueblo

Artículo Completo