Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 88: La oscuridad de la muerte

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Salmo 88:1 Cántico. Salmo de los hijos de Coré. Para el director del coro; sobre Mahalat Leannot. Masquil de Hemán ezraíta. Oh SEÑOR, Dios de mi salvación, de día y de noche he clamado delante de ti.

¿Ha sentido alguna vez que ha tocado el fondo? El salmista está tan abatido que hasta perdió la esperanza en la vida misma. A pesar de que todo iba de mal en peor, fue capaz de contarle todo a Dios. Este es uno de los pocos salmos que no da respuesta ni esperanza. No piense que siempre debe estar alegre y positivo. La angustia y la depresión requieren de tiempo para sanar. No importa cuán deprimidos nos sintamos, siempre podemos llevar nuestros problemas a Dios y expresarle nuestra angustia.

Salmo 88:2 Llegue mi oración a tu presencia; inclina tu oído a mi clamor.

Salmo 88:3 Porque saturada está mi alma de males, y mi vida se ha acercado al Seol.

Salmo 88:4 Soy contado entre los que descienden a la fosa; he llegado a ser como hombre sin fuerza,

Sepulcro : Literalmente una cisterna; se utiliza aquí como símbolo de la tumba.

Salmo 88:5 abandonado entre los muertos; como los caídos a espada que yacen en el sepulcro, de quienes ya no te acuerdas, y que han sido arrancados de tu mano.

Salmo 88:6 Me has puesto en la fosa más profunda, en lugares tenebrosos, en las profundidades.

Salmo 88:7 Ha reposado sobre mí tu furor, y me has afligido con todas tus olas. (Selah)

Salmo 88:8 Has alejado de mí mis amistades, me has hecho objeto de repugnancia para ellos; encerrado estoy y no puedo salir.

Salmo 88:9 Han languidecido mis ojos a causa de la aflicción; oh SEÑOR, cada día te he invocado, he extendido mis manos hacia ti.

Salmo 88:10 ¿Harás maravillas a los muertos? ¿Se levantarán los muertos y te alabarán? (Selah)

Muertos : El alma afligida a veces no tiene la misma perspectiva que el ojo de la fe.

Salmo 88:11 ¿Se hablará de tu misericordia en el sepulcro, y de tu fidelidad en el Abadón?

Salmo 88:12 ¿Se darán a conocer tus maravillas en las tinieblas, y tu justicia en la tierra del olvido?

Salmo 88:13 Mas yo, a ti pido auxilio, SEÑOR, y mi oración llega ante ti por la mañana.

Aunque acongojado, el salmista se mantiene firme en la oración.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Tiempo para descansar

Dios no transpira. No se cansa o sufre dolores musculares. Nunca necesita tomar una aspirina o usar pomadas mentoladas para los dolores. Entonces, ¿qué hizo

Artículo Completo

El hachero

Había una vez un hachero que se presentó a trabajar en una maderera. El sueldo era bueno y las condiciones de trabajo mejores aún; así

Artículo Completo

Jesús reportándose

Un sacerdote estaba dando un recorrido por la Iglesia al mediodía, al pasar por el Altar decidió quedarse cerca para ver quién había venido a

Artículo Completo