Salmo 71: Clamor por protección y liberación

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Salmo 71:1  En ti, oh SEÑOR, me refugio; jamás sea yo avergonzado.

Me he refugiado : Este salmo es un testimonio personal de un anciano devoto, quien ha memorizado la Escritura, como se hace evidente por las muchas citas que de ella hace. El salmista había envejecido y veía su vida como un testimonio de todo lo que Dios había hecho por él. Recordar las bendiciones de Dios a través de nuestra vida nos ayudará a ver la firmeza de su gracia en todos esos años, confiar en El para el futuro y decirle a otros los beneficios de seguir a Dios.

Salmo 71:2  Líbrame en tu justicia, y rescátame; inclina a mí tu oído, y sálvame.

Salmo 71:3  Sé para mí una roca de refugio, a la cual pueda ir continuamente; tú has dado mandamiento para salvarme, porque tú eres mi roca y mi fortaleza.

Salmo 71:4  Dios mío, rescátame de la mano del impío, de la mano del malhechor y del implacable,

Salmo 71:5  porque tú eres mi esperanza; oh Señor DIOS, tú eres mi confianza desde mi juventud.

menesteroso, ebyon: Alguien necesitado; un individuo desamparado o pobre. Este adjetivo aparece cerca de 60 veces en el Antiguo Testamento. En la Ley, Dios manda que los pobres sean tratados justamente. Los profetas denunciaron enérgicamente a aquellos que oprimían a las personas necesitadas. Dios es el principal Protector de los pobres. Jesús dijo: «a los pobres es anunciado el evangelio»

Salmo 71:6  De ti he recibido apoyo desde mi nacimiento; tú eres el que me sacó del seno de mi madre; para ti es continuamente mi alabanza.

Salmo 71:7  He llegado a ser el asombro de muchos, pero tú eres mi refugio fuerte.

Salmo 71:8  Llena está mi boca de tu alabanza y de tu gloria todo el día.

El uso reiterado de palabras, tales como boca , alabanza , memoria , he manifestado , cantaré , labios , lengua , subraya el hecho de que la alabanza debe ser expresada abiertamente en la congregación, y no solamente bajo la forma de pensamientos silenciosos en un apartado jardín de meditación.

Salmo 71:9  No me rechaces en el tiempo de la vejez; no me desampares cuando me falten las fuerzas.

Salmo 71:10  Porque mis enemigos han hablado de mí; y los que acechan mi vida han consultado entre sí,

Salmo 71:11  diciendo: Dios lo ha desamparado; perseguidlo y apresadlo, pues no hay quien lo libre.

Salmo 71:12  Oh Dios, no estés lejos de mí; Dios mío, apresúrate a socorrerme.

Salmo 71:13  Sean avergonzados y consumidos los enemigos de mi alma; sean cubiertos de afrenta y de ignominia los que procuran mi mal.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Fieles hasta la muerte

En Kenya, Africa, hay una organización terrorista llamada Mau Mau. Se nos dice que Jomo Kenyatta, el jefe de esta organización es discí­pulo de Moscú,

Artículo Completo

Sólo se necesita miedo

Había un rey de corazón puro y muy interesado por la búsqueda espiritual. A menudo se hacía visitar por yoguis y maestros místicos que pudieran

Artículo Completo

El guardia y el guerrero

Cierto día un guardia se encaminaba hacia las montañas, buscando una piedra preciosa para agradar a su Rey, y teniendo suerte encontró una que complació

Artículo Completo

Da un paso de Fe

Un hombre llevó una vez a su hija de tres años de edad a un parque de diversiones. Era su primera visita a un lugar

Artículo Completo