Salmo 69: Plegaria por liberación

Sin causa. La persecución no es por causa del salmista, sino porque los que lo persiquen son enemigos de Dios. Juan cita esta frase y dice que fue cumplida en Cristo.

Explicación de la situación y un auto examen

El salmista explica los detalles de su situación angustiada; a la vez, reconoce sus propias fallas. Quiere que Dios le examine; es moralmente sensible, no quiere que sus fallas perjudiquen a otros. El versículo 7 hace claro que le insultan y lo persiguen porque está sirviendo a Dios. Todo esto está afectando a su familia también.

Las dos partes del versículo 9 son citadas en el NT para decir que se cumplió en Cristo. Esto no niega su aplicación a la situación del salmista, pero bajo la inspiración del Espíritu de Dios, el salmista escribió detalles que señalaban hacia el Mesías y tendrían su cumplimiento más pleno en Cristo.

La profunda consagración a Dios trajo más ataques de los enemigos. A menudo la consagración a Dios hace a un cristiano el blanco de burla y mofa, aun en el nivel público en los medios de comunicación.

Plegaria por liberación

Sin embargo, a pesar de la situación desesperante, el salmista confía en Dios. Habla de su buena voluntad, su gran bondad (jesed “amor”) y su verdad. La base doctrinal es importante en la oración; uno pide y confía porque sabe quién es Dios.

Este Salmo exhibe un gran nivel literario. La estructura está muy desarrollada. Los juegos de palabras y paralelos entre estrofas aumentan su impacto. Se notan paralelos entre la estrofa anterior y ésta:

1) el contraste entre la dureza de los enemigos en el versículo 4 y la ternura y compasión de Dios en el versículo 16;
2) sufre afrenta y confusión en el versículo 7, en el 19 Dios conoce su afrenta y su confusión:
3) En el versículo 10 habla de ayuno y sacrificio, en el versículo 21 los enemigos le dieron hiel (hierba amarga o venenosa), comida envenenada.

El versículo 14 destaca la intensidad de la oración; el versículo 15 indica que el salmista estaba en peligro de muerte. Pide que Dios intervenga ahora. Aplica el lenguaje del éxodo a su propia experiencia: redimela, líbrame. El lenguaje del éxodo se usa muchísimo a través de la Biblia para hablar de la salvación de Dios. Viene a ser una narración normativa en que el pueblo de Dios reexpresa su propia experiencia con Dios.

Se hace más difícil el sufrimiento del salmista porque nadie le ayuda ni se compadece de él (v. 20). Pero Dios conoce y entiende. El creyente en Cristo sabe que Jesús sufrió tales aflicciones.

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario