Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 68: Un cántico de victoria en el éxodo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Salmo 68:1 Para el director del coro. Salmo de David. Cántico. Levántese Dios; sean esparcidos sus enemigos, y huyan delante de El los que le aborrecen.

Levántese Dios : David comienza su salmo con la orden de marcha de Moisés, y continúa después con varios cánticos antiguos de batalla. Este salmo comienza de la misma manera que el clamor de Moisés en Numeros 10:35 cuando los israelitas seguían el arca del pacto. Es indudable que trajo a la mente los tiempos en que David encabezó una procesión gozosa cuando llevó el arca desde la casa de Obed-edom hasta Jerusalén.

Salmo 68:2 Como se disipa el humo, disípalos ; como la cera se derrite delante del fuego, así perezcan los impíos delante de Dios.

Salmo 68:3 Pero alégrense los justos, regocíjense delante de Dios; sí, que rebosen de alegría.

Con gritos de alabanza y sonido de trompetas, David y su pueblo llevaron el arca santa hacia el monte de Sion. Era el momento de cantar alabanzas al Señor, cuya presencia traía gran gozo. Sólo en El encuentran esperanza los huérfanos, las viudas, los prisioneros y todos los que se encuentran solos. Si usted es uno de esos que están solos o en situación desventajosa, únase al rey David en alabanza y descubra el gran gozo de amar y alabar a Dios.

Salmo 68:4 Cantad a Dios, cantad alabanzas a su nombre; abrid paso al que cabalga por los desiertos, cuyo nombre es el SEÑOR; regocijaos delante de El.

Uno que cabalga sobre los cielos : Descubrimientos arqueológicos de textos antiguos encontrados en Ugarit (Siria) también presentan a sus dioses de esta manera. Yah es la forma abreviada de Jehová, el nombre del Dios del pacto.

David alabó a Dios por su protección y sustento. Cuando vemos la verdadera majestad de Dios, nuestra respuesta debe ser de alabanza. Esta era una canción de fe, ya que la mayoría de estos beneficios aún no habían llegado en el tiempo de David. También es un cántico de fe para nosotros. Debemos seguir confiando en Dios porque, a su tiempo, cumplirá todas sus promesas.

Salmo 68:5 Padre de los huérfanos y defensor de las viudas es Dios en su santa morada.

Padre, ab : Padre; antecesor; progenitor. Esta es una palabra muy simple, y se supone que una de las primeras palabras que una criatura puede pronunciar. La forma aramea de ab es abba que ha llegado a ser el término común «papito» que usan los niños israelitas para llamar a su padre. Jesús aplicó este término infantil a su Padre celestial. El Espíritu Santo nos enseña a llamar a Dios Abba. Ab se encuentra en muchos nombres compuestos en la Biblia; por ejemplo, Abraham (Abraham), «Padre de multitudes»; Abimelech (Abimelec), «Mi padre es rey»; Yoab (Joab), «Jehovã es un padre»; y Abshalom (Absalón), «Padre de paz». Algunas veces ab no se refiere al padre físico, sino más bien al arquitecto, constructor, creador o a aquel que es causa de la existencia de algo. Por lo tanto, «el padre de maldad» es alguien que produce maldad. Jesús describió a Satanás como el «padre de mentiras». Ab como «creador» y «productor» se le aplica al Salvador Jesús, quien es abiad «el Padre eterno», o más literalmente, el «Padre de la eternidad»

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Haz tu Lista de Regalos

La mayoría de personas confecciona una “lista de regalos” para Navidad, pero la verdadera cristiandad se caracteriza por dar en forma continua y de corazón. Haga de

Artículo Completo

Te hice a ti

En la calle vi a una niñita temblando de frío con un vestidito ligero, con poca esperanza de encontrar una comida decente. Me enojé y le dije

Artículo Completo