Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 5: Plegaria pidiendo protección

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Pedido por la dirección de Dios

Los malos no tienen acceso al Dios santo; en cambio el salmista quiere adorarle y obedecerle; pero no pretende tener acceso so porque es “bueno”, sino porque reconoce la abundancia de su gracia. El uso de la palabra templo no impide que David escribiera el Salmo, pues este vocablo a veces se refiere al santuario del tabernáculo.

¿Por qué necesita la guía de Dios en este contexto? Porque los enemigos engañan. La maldad de los enemigos aquí se expresamayormente en términos de lo que hablan. El que desea servir a Dios necesita la guía divina porque muchos tratan de engañarle y desviarle del camino verdadero. En el conflicto con el mal, siempre se necesita la guía específica del Señor; su camino siempre es el mejor.

El salmista describe la maldad de los enemigos, sus propósitos son malos. Contrasta lo que son adentro, sepulcro abierto con las lisonjas suaves que hablan; son engañadores.

El fruto del impío es para el pecado

1. En las muchas palabras no falta el pecado.

2. Los insensatos se mofan del pecado.

3. El pecado es afrenta de las naciones.

4. El pensamiento del necio es pecado.

5. La seguridad engañosa es resultado del pecado.

Confianza en la respuesta de Dios

A menudo aun los que pretenden seguir a Dios están entre los que el salmista describe. Realmente su rebelión es contra Dios. Por eso el salmista dice: Decláralos culpables. Quiere que Dios haga manifiestos sus errores y engaños y que les castigue.

De mañana oirás mi voz…

En los versículos 11 y 12 el salmista no olvida el peligro, pero la confianza en Dios prevalece. Los proteges (versículo 11) traduce un vocablo que da la imagen de un ave que cubre sus pollitos. En el versículo 12, se amplía a un símil de un escudo grande que cubre todo el cuerpo. Una de las maneras en que Jehová bendecirá al justo es rodeándolo como un escudo.

Este lenguaje, en términos del NT, se aplica al conflicto del cristiano con los poderes malignos. En el conflicto con el mal se necesita la guía constante de Dios, pues el enemigo usa muchas maneras de engañar. lgual que el salmista, el creyente puede confiar en la protección de Dios contra los ataques del enemigo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Memorandum de Dios para ti

Yo soy Dios. Hoy estaré manejando todos tus problemas, por favor recuerda que no necesito tu ayuda; si te enfrentas a una situación que no puedes manejar,

Artículo Completo

A medias no

En un centro comercial en un lugar de los Estados Unidos una pareja se acercó a comprar un artículo. La dependiente les atendió y no se percató

Artículo Completo