Salmo 42: Anhelo por la presencia de Dios

Publicaciones realizadas por ángeles que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar

Salmo 42:1 Para el director del coro. Masquil de los hijos de Coré. Como el ciervo anhela las corrientes de agua, así suspira por ti, oh Dios, el alma mía.

Muchos consideran que los Salmos 42 y 43 son uno solo, debido a que 42.5, 11 son iguales a 43.5, y el Salmo 43 no tiene título. Estos dos salmos deben poseer carácter mesiánico porque Cristo también se «exilió» en Perea, y fue entregado a los gentiles.

Los hijos de Coré escribieron los Salmos 42 al 49. Coré fue un levita que encabezó una rebelión en contra de Moisés. Coré perdió su vida, pero sus descendientes permanecieron fieles a Dios y continuaron sirviéndolo en el templo. David designó hombres de la familia de Coré para que sirvieran como directores del coro y continuaron siendo los músicos del templo por cientos de años.

Salmo 42:2 Mi alma tiene sed de Dios, del Dios viviente; ¿cuándo vendré y me presentaré delante de Dios?

Así como la vida de un ciervo depende del agua, nuestras vidas dependen de Dios. Los que lo buscan y desean comprenderlo encontrarán una vida que no tiene final. Al sentirse separado de Dios, este salmista no descansaría hasta que su relación con El se restaurara porque sabía que su vida dependía de ello.

Esto es, ¿cuándo me presentaré en persona en el templo para adorar de nuevo?

Salmo 42:3 Mis lágrimas han sido mi alimento de día y de noche, mientras me dicen todo el día: ¿Dónde está tu Dios?

Salmo 42:4 Me acuerdo de estas cosas y derramo mi alma dentro de mí; de cómo iba yo con la multitud y la guiaba hasta la casa de Dios, con voz de alegría y de acción de gracias, con la muchedumbre en fiesta.

Si el culto y el compañerismo colectivos eran una ocasión de tanta alegría y alabanza en tiempos del AT, cuánto más felices se sentirían con la venida de Cristo y su glorioso evangelio

Salmo 42:5 ¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, pues he de alabarle otra vez por la salvación de su presencia.

El espíritu de fe habla ahora al alma abatida, haciendo que su mirada se desvíe de las circunstancias y se dirija hacia el rostro de Dios. El escritor de este salmo estaba desalentado porque estaba exiliado en un lugar distante de Jerusalén y no podía ir a adorar al templo. Durante las fiestas establecidas por Dios, la nación tenía que recordar todo lo que El había hecho por ella. Muchas de estas fiestas se explican en el cuadro de Levítico 23.

Salmo 42:6 Dios mío, mi alma está en mí deprimida; por eso me acuerdo de ti desde la tierra del Jordán, y desde las cumbres del Hermón, desde el monte Mizar.

La tierra del Jordán : Cordillera montañosa que se extiende al este del río Jordán, llamada Perea en el NT, y donde se refugió Jesús cuando los líderes religiosos de Jerusalén deseaban matarlo. La depresión es una de las enfermedades emocionales más comunes. Un antídoto para la depresión es meditar en la bondad de Dios para con su pueblo. Esto apartará su mente de la situación presente y le dará esperanza de que todo mejorará. Centre sus pensamientos en la capacidad de Dios para ayudarlo y no en la incapacidad de usted para ayudarse a sí mismo. Cuando se sienta deprimido, aproveche este salmo antidepresivo. Lea lo que la Biblia nos narra acerca de la bondad de Dios y medite en ello. Hermonitas son los que viven en el monte Hermón. Mizar significa el más pequeño, de manera que el monte de Mizar podría ser el más pequeño de esa cordillera.

Deja un Comentario. Tu opinión es valiosa para nosotros

Lionel Valentin Calderón

Periodista, Artista, Caricaturista y Escritor pepiniano nacido en Añasco, Puerto Rico. Ha publicado varios libros entre los que destacan Vida de Jesús un Evangelio Armonizado, Sancocho Cristiano Volúmenes I-IV, Bendiciones Cristianas Vols I-II y La Biblia comentada de Génesis a Apocalipsis.

Nuevo Testamento

Antiguo Testamento

Historias para Reflexionar

Solicita Nuetro Boletín

Al enviar esta solicitud acepto los Términos y Condiciones de Bendiciones Cristianas