Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Salmo 37: El justo descansa en Jehová

Deléitate en Jehová es el secreto del contentamiento y madurez cristianos. Y ¡qué promesa! Si uno vive la primera parte, sus anhelos estarán acordes con la voluntad de Dios.

Y él hará. Dios hará todo. Nos enseña cómo preservar nuestras mentes en tranquilidad en medio de ansiedades, peligros y ríos de problemas. “Arrollar” todo sobre él es la esencia de la fe. Los cristianos no somos fatalistas. La Biblia enseña que Dios actúa en respuesta a la oración con fe; cambia las cosas, las situaciones, las personas; no sólo al que ora.

El versículo 6 muestra que el salmista está consciente de que a veces se hace injusticia a los justos. Pero insiste en que Dios vindicará al justo.

El versículo 7 incluye una estrofa entera. La fe implica la paciencia; el creyente espera que Dios actúe. El propósito de Dios no siempre es evidente sino hasta más tarde. El consejo no te alteres cabe bien aquí porque el justo ve que muchos por su viveza logran sus deseos, aunque sea por meDios deshonestos. Requiere paciencia y fe negarse estas maneras de avanzar o ganar dinero.

No te apasiones es la misma palabra que no te impacientes en el versículo 1 y no te alteres en el versículo 7. El salmista lo enfatiza; el enojo no conviene, pues hace que los justos se metan en el mismo camino que los impíos.

Serán destruidos. Ahora el salmista presenta el contraste. A la larga, los que esperan en Dios verán las buenas consecuencias.

Dentro de poco; pero a veces parece largo tiempo. Sin embargo, Dios mira con mirada eterna. Los mansos heredarán es la base de la bienaventuranza de Jesús en Mateo 5:5 : Bienaventurados los mansos… La mansedumbre no es debilidad, más bien requiere valentía y paciencia esperar en Dios.

El fracaso de los impíos

Los malvados no pueden aguantar la influencia de un creyente que irradia la luz de Cristo. A menudo trabajan en conjunto contra los creyentes. Se enojan y maquinan contra el justo, por eso cruje sus dientes.

Se reirá enfatiza la vanidad del impío. Dios ve toda su historia y ve su fin; necesitamos el punto de vista de Dios. Aunque los impíos atacan a los justos, su agresión se volverá contra ellos mismos y su arco será roto.

Dios cuida a los justos

Debemos estar satisfechos con lo que Dios nos dio y glorificarle por ello.

Note de nuevo el contraste en el versículo 17. Dios sostiene a los suyos, pero ahora no sólo está roto el arco, que el impío usaba para dañar al justo, más bien sus brazos serán quebrados, ni podrá intentar atacar.

Conoce los días. “Conocer” significa “tomar interés” o “vigilar”. Dios está a cargo de nuestro tiempo; aun en tiempos de prueba el creyente experimenta la presencia y el sostén del Señor.

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.

  • Job 5: Al necio lo mata la ira

    Job 5:14 De día tropiezan con tinieblas; a mediodía andan a tientas, como de noche. Job 5:15 Él libra de…
  • Jeremías 4: La amargura

    Jeremías 4:19 ¡Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las fibras de mi corazón; mi corazón se agita dentro de mí;…
  • Isaías 4: La purificación y gloria de Sion

    La purificación y gloria de Sion El paso de la sección anterior a la presente es abrupto. Aparentemente no tiene…
  • El sembrador

    En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era…