Salmo 24: El Rey de Gloria

Salmo 24:1  Salmo de David. Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella; el mundo y los que en él habitan.

Algunos especialistas consideran este salmo como la unión de otros dos más breves: versículos 1-6 y versículos 7-10. El primero es similar al Salmo 15. Probablemente fueron escritos cuando David trajo el arca a Jerusalén.

Esto fue citado por el apóstol Pablo para mostrar que todos los alimentos procedían de Dios y eran propiedad suya, y que por lo tanto podían servir de sustento a sus criaturas.

Dado que «de Jehová es la tierra», no somos más que mayordomos o administradores. Deberíamos comprometernos a administrar adecuadamente este mundo y sus recursos, pero no debemos consagrarnos demasiado a ninguna cosa creada ni actuar como únicos propietarios porque este mundo pasará. Este salmo pudo haber sido escrito para celebrar el traslado del arca del pacto desde la casa de Obed-edom hasta Jerusalén. La tradición dice que este salmo se cantaba el primer día de cada semana en los cultos del templo. Los versículos 1-6 nos dicen quién es digno de unirse en tal celebración de adoración.

Salmo 24:2  Porque El la fundó sobre los mares, y la asentó sobre los ríos.

Salmo 24:3  ¿Quién subirá al monte del Señor? ¿Y quién podrá estar en su lugar santo?

Quién : La misma pregunta que se hace, la cual recibe una variedad de respuestas. Aunque toda persona es criatura de Dios, sólo a algunos se les permite permanecer en su presencia.

Salmo 24:4  El de manos limpias y corazón puro; el que no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño.

Limpio de manos : Los que pueden entrar a la presencia de Dios son aquellos que conducen sus asuntos con integridad. La religiosidad formal carece de significado sin consagración espiritual y una conducta ética.

Jurar con engaño significa mentir bajo juramento. ¡Qué gran valor le da Dios a la honestidad! La deshonestidad surge con mucha facilidad, sobre todo cuando la veracidad total puede costarnos algo, hacernos sentir incómodos o colocarnos en una posición desfavorable. Sin una comunicación sincera, las relaciones se obstaculizan. Sin honestidad (pureza), se vuelve imposible una relación con Dios. Si mentimos a otros, comenzamos a engañarnos a nosotros mismos. Dios no puede oírnos ni hablarnos si levantamos un muro de autoengaño.

Salmo 24:5  Ese recibirá bendición del Señor, y justicia del Dios de su salvación.

Salmo 24:6  Tal es la generación de los que le buscan, de los que buscan tu rostro, como  Jacob. (Selah)

Se puede traducir también: «Quienes buscan tu rostro, oh Dios de Jacob» (la Septuaginta griega), o «Quienes buscan tu rostro, como lo hizo Jacob»

Salmo 24:7  Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, alzaos vosotras, puertas eternas, para que entre el Rey de la gloria.

Mientras la santa congregación espera afuera, el Rey con su comitiva se aproxima a la puerta y solicita entrar.

¿Quién es el Rey de Gloria? El Rey de gloria, identificado además como Jehová de los ejércitos o comandante de las fuerzas celestiales, es el eterno, santo y poderoso Mesías. Este salmo no es solo un grito de batalla para la iglesia. Es también una mirada a la futura entrada de Cristo en la nueva Jerusalén para reinar para siempre.

Este salmo, a menudo cantado con música, probablemente era utilizado en la adoración colectiva. Pudo haber sido representado muchas veces en el templo. La gente que permanecía afuera pediría que las puertas del templo se abrieran para permitir que el Rey de Gloria entrara. Desde adentro, los sacerdotes u otro grupo preguntaría: «¿Quién es el Rey de Gloria?» Afuera, el pueblo respondería al unísono con una proclamación de su gran poder y fuerza: «Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla». Este intercambio después se repetía, y las puertas del templo se abrían de par en par, simbolizando el deseo del pueblo de tener la presencia de Dios entre ellos. Todo esto habría sido una lección importante para los niños que pudieron haber participado.

Salmo 24:8  ¿Quién es este Rey de la gloria? El Señor, fuerte y poderoso; el Señor, poderoso en batalla.

El portero que está adentro pregunta quién es, y la respuesta resuena dos veces. La contraseña correcta le franquea la entrada al Rey de gloria .

Salmo 24:9  Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, alzadlas, puertas eternas, para que entre el Rey de la gloria.

El poeta repite las palabras del heraldo del Rey para hacerlas más enfáticas.

Salmo 24:10  ¿Quién es este Rey de la gloria? El Señor de los ejércitos, El es el Rey de la gloria. (Selah)

Jehová de los ejércitos (en hebreo, Yahweh Sabaot ): El capitán de los ejércitos celestiales, de los ejércitos de Israel, de las huestes de todas las naciones; en resumen, de todo lo que está en el cielo y en la tierra.

Salmo liturgico. Himno de procesion : el Rey de Gloria

Es muy posible que este Salmo surja del acontecimiento registrado en 2 Samuel 6, es decir, la ocasión de trasladar el arca de la casa de ObedEdom hasta el monte Sion. El título en la LXX agrega: “para el primer día de la semana”. Más tarde llegó a ser un salmo de expectación de la venida del Señor a su templo:

Adoración al Rey creador

Lo primero que hace el salmista es destacar la absoluta soberanía de Dios. El es dueño de todo; de toda la tierra y de todos sus habitantes.

El versículo 2 usa lenguaje común en la mitología cananea, pues yam  “mar” y nahar  “rio” eran dioses rivales de Baal. Pero el salmista desmitifica este lenguaje; ahora “mar” y “río” no son dioses, son elementos que el único Dios Creador usó para hacer este mundo. Los hebreos y sus vecinos cananeos entendieron el contraste que quiso hacer el salmista.

El carácter del Rey de Gloria

¡Levantad, oh puertas, vuestras cabezas! Levantaos, oh puertas eternas, y entrará el Rey de gloria.

1.     Rey glorioso
2.     Rey justo
3.     Rey poderoso
4.     Rey santo
5.     Rey eminente
6.     Rey eterno
7.     Rey de paz

Condiciones para adorar al Rey santo

Esta parte del Salmo contiene paralelos con el Salmo 15 que habla de requisitos éticos para entrar en la presencia de Dios.

Monte de Jehová y lugar santo se refieren al santuario en Jerusalén, y a la vez simbolizan la comunión con Dios.

Limpio de manos y puro de corazón hablan de la santidad. ¿Cómo puede uno ser puro y limpio adentro? El salmista, en el Salmo 51, pide que Dios le cree un corazón puro; en el NT, bajo el Nuevo Pacto, Dios hace al creyente una nueva criatura y provee la identificación con Cristo en su muerte y resurrección.

No ha elevado. Job 25:1 usa la expresión en paralelo con “confiar”. Aquí habla de no confiar en ídolos (vanidad); el que adora al Dios verdadero no puede confiar en otros dioses. También será caracterizado por la honestidad y la honradez.

Bendición y justicia se usan aquí en paralelo. La verdadera justicia es de Dios; su sentido pleno se conoce en Cristo. Aquí justicia se acerca al sentido neotestamentario de justificación.

El hebreo del versículo 6 omite la palabra “Dios”. Algunos lo entienden como “buscan tu rostro como Jacob” o “estos son el verdadero Jacob” (Israel); pero es mejor aceptar la lectura de la LXX como hace RVA. Hemos de buscar la comunión con Dios y estas son características de tales personas.

La entrada del Rey victorioso

¡Levantad, oh puertas…! El salmista está hablando a los que guardan las puertas. El simbolismo nos desafía a dejar a Dios entrar como rey absoluto en nuestras vidas.

Rey se usa de Dios a menudo en Salmos y el AT, pero solamente aquí encontramos la frase Rey de gloria.

¿Quién…? Es importante que sepamos quién es Dios; es todopoderoso; ¡puede hacer lo que promete!

En los versículos 9 y 10 se repite la estrofa con pequeñas variaciones. Sin duda fue cantado antifonalmente; una persona o un grupo hizo la pregunta y otro grupo respondió. ¡Jehová de los Ejércitos! destaca su poderío sobre las huestes celestiales. Dios tiene todos los poderes a su disposición y hoy día Dios espera que todo su pueblo se apropie la victoria que Cristo ya ha ganado.

    Páginas: 1 2 3

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • Saber envejecer

    Una mujer de 92 años era trasladada a una residencia de ancianos, tras un largo tiempo de espera para ser…
  • Metas que enriquecen

    El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las…
  • Fe y paraguas

    En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos…
  • La alegría de dar

    Después de admirar una pintura en la casa de una mujer, me sorprendió su generosidad cuando la bajó y me…