Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 23 : Salmo de confianza

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

Salmos para aprender y amar

Casi todos, ya sean religiosos o no, han escuchado el Salmo 23 porque se cita con mucha frecuencia. Muchos otros salmos también son bien conocidos porque se citan en la música, en la literatura o en los cultos de adoración. Los salmos que conocemos y amamos son los que entran en nuestra mente cuando los necesitamos. Nos inspiran, nos confortan, nos corrigen en el momento justo en que necesitamos una palabra del Señor. Si usted quiere comenzar a aprenderse salmos, comience con algunos de estos favoritos. Apréndase el salmo completo o solo los versículos que le hablen directamente a usted. O lea el salmo en voz alta varias veces al día hasta que sea parte suya.

Salmos que nos llevan a la presencia de Dios: 29; 95.1-7a; 96; 100
Salmos sobre el bien: 1; 19; 24; 133; 136; 139
Salmos de alabanza: 8; 97; 103; 107; 113; 145; 150
Salmos de arrepentimiento y perdón: 32.1-5; 51; 103
Salmos para tiempos de problemas: 3; 14; 22; 37.1-11; 42; 46; 53; 116.1-7
Salmos de confianza y esperanza: 23; 40.1-4; 91; 119.11; 121; 127

Salmo 23 : Suplica individual. Salmo de confianza

Este Salmo es a la vez una alabanza y un mensaje de fe. Es uno de los salmos favoritos en la liturgia, en la himnología y en la vida devocional privada. Bien pudo haber sido escrito por David, pues era pastor y había vivido muchos momentos de peligro.

El Salmo es sencillo y a la vez profundo. Es sencillo porque la vida del pastor era bien conocida; el pastor es protector y guía; va delante de sus ovejas; ellas tienen que confiar en él y seguirle. El motivo de Dios como pastor de su pueblo se encuentra en muchos pasajes. En el NT Jesús dijo: Yo soy el buen pastor.

Se encuentran ecos del éxodo en palabras como guiará y descansar que se encuentran en Exodo y Números. De modo que el Salmo nos hace recordar los actos de Dios en el pasado y nos señala hacia Jesucristo que es nuestro buen pastor.

El poema también contiene la metáfora del anfitrión. Las dos partes del Salmo contienen detalles lingüísticos que las unen. El lindo poema combina imágenes contrastantes que cubren los mayores aspectos de la vida al aire libre, bajo techo, la paz, el peligro, la posibilidad del mal, la perspectiva del bien y épocas de refuerzo para el alma.

Jehová como pastor

La metáfora de pastor indica el cuidado que Dios da a su pueblo, pues las ovejas necesitan constante vigilancia y protección de fieras, del mal tiempo y de todo peligro; también el pastor ayuda a las descarriadas y enfermas. Sin pastor las ovejas generalmente perecen.

La frase mi pastor da una aplicación muy personal del Salmo. Dios cuida y dirige con amor a cada una de sus “ovejas”. Así cada persona puede confiar en él.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Amós 7: Visiones de castigo

Cinco visiones y una promesa gloriosa Las «visiones» de Amós que se encuentran en estos capítulos son en realidad sueños proféticos o pesadillas sobre el

Artículo Completo