Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 144: Acción de Gracias por la Victoria

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Salmo 144:1  Salmo de David. Bendito sea el SEÑOR, mi roca, que adiestra mis manos para la guerra, y mis dedos para la batalla.

Este cántico de guerra refleja la confianza que tenía David en que Dios le daría la victoria en la batalla , que era necesaria para preservar al pueblo escogido.

Salmo 144:2  Misericordia mía y fortaleza mía, mi baluarte y mi libertador, escudo mío en quien me he refugiado, el que sujeta a mi pueblo debajo de mí.

Salmo 144:3  Oh SEÑOR, ¿qué es el hombre para que tú lo tengas en cuenta, o el hijo del hombre para que pienses en él?

Salmo 144:4  El hombre es semejante a un soplo; sus días son como una sombra que pasa.

La vida es corta. David nos recuerda que es «semejante a la vanidad» y nuestros días «como la sombra que pasa». Acerca de esto, Santiago dice que la vida es «neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece». Debido a que la vida es corta, debemos vivir para Dios mientras tengamos tiempo. No desperdicie su vida al entregarse a un propósito inferior sin valor perdurable. Viva para Dios. El es el único que puede dar valor, propósito y significado a su vida.

Salmo 144:5  Oh SEÑOR, inclina tus cielos y desciende; toca los montes para que humeen.

Salmo 144:6  Despide relámpagos y dispérsalos; lanza tus flechas y confúndelos.

Salmo 144:7  Extiende tu mano desde lo alto; rescátame y líbrame de las muchas aguas, de la mano de extranjeros

Salmo 144:8  cuya boca habla falsedad y cuya diestra es diestra de mentira.

Salmo 144:9  Oh Dios, un cántico nuevo te cantaré; con arpa de diez cuerdas cantaré alabanzas a ti,

Un «soldado que canta» parece algo contradictorio a aquellos que no están instruidos en las realidades espirituales; pero quienes las conocen saben que no lo es.

Salmo 144:10  el que da la victoria a los reyes, el que rescata a David su siervo de espada maligna.

Salmo 144:11  Rescátame y líbrame de la mano de extranjeros, cuya boca habla falsedad, y cuya diestra es diestra de mentira.

Diestra : Alusión al uso de la mano para jurar y establecer pactos. El hostigamiento de Tobías contra los judíos que regresaban a Jerusalén es un ejemplo de tal engaño

Salmo 144:12  Sean nuestros hijos en su juventud como plantíos florecientes, y nuestras hijas como columnas de esquinas labradas como las de un palacio.

El propósito de las guerras libradas por David era ampliar el comercio pacífico. Esquinas : Pilares ornamentales o cornisas decorativas; símbolos de majestuosa belleza.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Efesios 6: Padres e hijos

Hijos e hijas, obedeced a vuestros padres y madres como corresponde entre cristianos. «Honra a tu padre y a tu madre -que es el primer mandamiento que

Artículo Completo

Ministro sabio

Un sultán decidió hacer un viaje en barco con algunos de sus mejores cortesanos. Se embarcaron en el puerto de Dubai y zarparon en dirección al mar

Artículo Completo