Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 118: Himno Triunfal

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Salmo 118:1  Dad gracias al SEÑOR, porque El es bueno; porque para siempre es su misericordia.

Misericordia (en hebreo, chesed ) a veces se traduce como «compasión», «bondad» y su equivalente en el NT, «gracia».

Salmo 118:2  Diga ahora Israel: Para siempre es su misericordia.

Salmo 118:3  Diga ahora la casa de Aarón: Para siempre es su misericordia.

Salmo 118:4  Digan ahora los que temen al SEÑOR: Para siempre es su misericordia.

Salmo 118:5  En medio de mi angustia invoqué al SEÑOR; el SEÑOR me respondió y me puso en un lugar espacioso.

Salmo 118:6  El SEÑOR está a mi favor; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?

Conmigo : Este texto se utiliza en el NT para recordarles a los cristianos que Dios provee fielmente para satisfacer las necesidades de la vida

Salmo 118:7  El SEÑOR está por mí entre los que me ayudan; por tanto, miraré triunfante sobre los que me aborrecen.

Salmo 118:8  Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en el hombre.

Los pilotos depositan su confianza en los aviones. Los pasajeros en los trenes, automóviles u ómnibus. Todos los días debemos poner nuestra confianza en algo o en alguien. Si está dispuesto a confiar en un avión o en un automóvil para llegar a su destino, ¿confiará también en Dios para que lo guíe aquí en la tierra y hacia su destino eterno? Cuán vano es confiar en algo o en alguien más que en Dios.

Salmo 118:9  Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en príncipes.

Salmo 118:10  Todas las naciones me rodearon; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.

Salmo 118:11  Me rodearon, sí, me rodearon; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.

Salmo 118:12  Me rodearon como abejas; fueron extinguidas como fuego de espinos; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.

Salmo 118:13  Me empujaste con violencia para que cayera, pero el SEÑOR me ayudó.

Salmo 118:14  El SEÑOR es mi fortaleza y mi canción, y ha sido para mí salvación.

Salmo 118:15  Voz de júbilo y de salvación hay en las tiendas de los justos; la diestra del SEÑOR hace proezas.

Salmo 118:16  La diestra del SEÑOR es exaltada; la diestra del SEÑOR hace proezas.

Salmo 118:17  No moriré, sino que viviré, y contaré las obras del SEÑOR.

Salmo 118:18  El SEÑOR me ha reprendido severamente, pero no me ha entregado a la muerte.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Cuántos años tenemos

En cierta ocasión alguien preguntó a Galileo Galilei: ¿Cuántos años tiene su señoría? Ocho o diez repuso Galileo en evidente contradicción con su barba blanca.

Artículo Completo

La visita de Dios

Un día una persona supo que Dios iba a visitar su casa. Al ver que su casa estaba desordenada y sucia, salió desesperada a la

Artículo Completo

La fuerza del ejemplo

En 1912 el misionero bautista americano Adoniram Judson, marchó a Birmania. Su vida no fue fácil allí. El gobierno del lugar hizo todo lo que

Artículo Completo