Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 118: Himno Triunfal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Salmo 118:1  Dad gracias al SEÑOR, porque El es bueno; porque para siempre es su misericordia.

Misericordia (en hebreo, chesed ) a veces se traduce como «compasión», «bondad» y su equivalente en el NT, «gracia».

Salmo 118:2  Diga ahora Israel: Para siempre es su misericordia.

Salmo 118:3  Diga ahora la casa de Aarón: Para siempre es su misericordia.

Salmo 118:4  Digan ahora los que temen al SEÑOR: Para siempre es su misericordia.

Salmo 118:5  En medio de mi angustia invoqué al SEÑOR; el SEÑOR me respondió y me puso en un lugar espacioso.

Salmo 118:6  El SEÑOR está a mi favor; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?

Conmigo : Este texto se utiliza en el NT para recordarles a los cristianos que Dios provee fielmente para satisfacer las necesidades de la vida

Salmo 118:7  El SEÑOR está por mí entre los que me ayudan; por tanto, miraré triunfante sobre los que me aborrecen.

Salmo 118:8  Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en el hombre.

Los pilotos depositan su confianza en los aviones. Los pasajeros en los trenes, automóviles u ómnibus. Todos los días debemos poner nuestra confianza en algo o en alguien. Si está dispuesto a confiar en un avión o en un automóvil para llegar a su destino, ¿confiará también en Dios para que lo guíe aquí en la tierra y hacia su destino eterno? Cuán vano es confiar en algo o en alguien más que en Dios.

Salmo 118:9  Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en príncipes.

Salmo 118:10  Todas las naciones me rodearon; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.

Salmo 118:11  Me rodearon, sí, me rodearon; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.

Salmo 118:12  Me rodearon como abejas; fueron extinguidas como fuego de espinos; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.

Salmo 118:13  Me empujaste con violencia para que cayera, pero el SEÑOR me ayudó.

Salmo 118:14  El SEÑOR es mi fortaleza y mi canción, y ha sido para mí salvación.

Salmo 118:15  Voz de júbilo y de salvación hay en las tiendas de los justos; la diestra del SEÑOR hace proezas.

Salmo 118:16  La diestra del SEÑOR es exaltada; la diestra del SEÑOR hace proezas.

Salmo 118:17  No moriré, sino que viviré, y contaré las obras del SEÑOR.

Salmo 118:18  El SEÑOR me ha reprendido severamente, pero no me ha entregado a la muerte.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Escogieron dar sus vidas

Cerca de Mobile, Alabama, había un puente de ferrocarriles que atravesaba una bahía bastante grande. Era una madrugada demasiada nublada, un poco antes de las 3:00 AM

Artículo Completo

Así es la realidad

Una mujer estaba jugando al golf un día, cuando su pelota fue a parar al bosque. Fue a buscarla y encontró a una rana en una trampa.

Artículo Completo

Durmiendo como delfines

A diferencia de los seres humanos, los delfines poseen respiración voluntaria. Eso significa que tienen que ser conscientes al momento de respirar y darle la orden a

Artículo Completo

La mariposa y la flor

Cierta vez, un hombre pidió a Dios una flor y una mariposa. Pero Dios le dio un cactus y una oruga. El hombre quedó triste, pues no

Artículo Completo

La madurez no viene con la edad

Una de las señales de la madurez es la capacidad de una persona de aceptar la responsabilidad de su propio talento, de desarrollar diligentemente las habilidades inherentes

Artículo Completo