Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salmo 112: La fidelidad y la justicia divina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Salmo 112:1 Aleluya. Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera.

Como el que precede y el que sigue, éste Salmo empieza con ¡aleluya! Los Salmos 111 y 112 son gemelos -aunque el 111 es un himno de alabanza y el 112 es sapiencial-. Los dos son acrósticos y tienen la misma estructura. Hay frases enteras que son idénticas, pues el salmista quiere mostrar que el hombre de Dios manifiesta el carácter de Dios. En contraste con la mayoría de los seres humanos que tratan de enriquecerse de cualquier manera o aprovecharse de los demás, el que teme a Jehová ordena su vida por el patrón divino.

Nótese cómo empieza el hombre de Dios; primero teme a Dios, le ama, es reverente. También se deleita en sus mandamientos, quiere hacer su voluntad. Este hombre que es bienaventurado pone a Dios primero en su vida; lo ama y le obedece. Se deleita es la misma raíz que se complace. El que ama a Dios se goza en sus obras y en su voluntad.

Si tememos al Señor y nos gozamos al obedecer sus mandamientos, tenemos muchas bendiciones a nuestro alcance: honor, prosperidad, seguridad, libertad del temor. Si espera las bendiciones de Dios, debe antes reverenciarle y obedecerle con alegría.

Salmo 112:2 Su descendencia será poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita.

Su descendencia. Lo que hace una persona no sólo afecta a su propia vida, sino influye en toda su familia y toda su descendencia. La Biblia pone mucha importancia en la familia; Dios promete bendecir a los descendientes de los justos. Cada creyente debe ser un instrumento de la bendición de Dios.

Salmo 112:3 Bienes y riquezas hay en su casa, y su justicia permanece para siempre.

Bienes y riquezas indican que Dios provee abundantemente. A la vez, la Biblia muestra que los justos sufren, a menudo son perseguidos, sufren los efectos de la corrupción de la raza humana. La Biblia provee una visión equilibrada. Es claro aquí que la fuente de nuestros bienes y riquezas es la bondad de Dios.

Su justicia permanece… es la misma frase que se usa en Job_111:3. Dios quiere producir en sus hijos su propio carácter. No es sólo un intento de copiar, es un don, una relación viviente entre la justicia de Dios y la justicia del hombre de Dios. El que teme a Dios hace lo correcto y sus hechos permanecen.

Salmo 112:4 Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; es clemente, misericordioso y justo.

Resplandece. La frase también puede ser: “Se levanta -el hombre de Dios- en la oscuridad, una luz a los rectos.” En tal caso, enfatiza que el hombre de Dios es canal de bendición a otros.

El justo también es clemente y misericordioso -las mismas palabras que describen a Dios en Job_111:4-. Así como Dios es misericordioso, el que le sigue siente compasión por los demás. Este párrafo destaca dos características del hombre de Dios: confía en Dios y demuestra compasión a los demás seres humanos. Los que prosperan están propensos a caer en varias trampas; el párrafo indica cómo evitar estas trampas: 1- el egoísmo, 2- el temor, 3- la mezquindad o avaricia.

Salmo 112:5 El hombre de bien tiene misericordia, y presta; gobierna sus asuntos con juicio,

El hombre de bien: o, puede ser “El bien viene al hombre que tiene compasión y presta.” El que teme a Dios no piensa primero en sí mismo, piensa en los demás.

La generosidad curará dos problemas que el dinero puede crear. El rico puede abusar de otros en su afán por acumular riquezas. La generosidad eliminará ese abuso. Además, el temor a perder dinero puede ser una trampa. La generosidad y el respeto a Dios coloca nuestra confianza, por justicia y seguridad, en El y no en el dinero.

Salmo 112:6 Por lo cual no resbalará jamás; en memoria eterna será el justo.

Dice que el hombre de Dios está firme. Muchos quieren que su nombre sea recordado largo tiempo después de su muerte; la mejor manera de lograrlo se explica aquí.

Salmo 112:7 No tendrá temor de malas noticias; su corazón está firme, confiado en Jehová.

La manera de responder a las malas noticias indica el carácter y la estabilidad de una persona. La respuesta a los temores está que puede confiar porque todas las obras de Dios son verdad y fieles

Salmo 112:8 Asegurado está su corazón; no temerá, hasta que vea en sus enemigos su deseo.

Se usa el mismo vocablo heb.: el hombre de Dios está afianzado. El salmista tenía en mente la firmeza del justo en la batalla contra los enemigos de Dios, pues, como dice Pablo, todos los que quieren vivir para Dios, sufrirán persecución. En esta batalla espiritual el hombre de Dios está firme, confiado y afianzado hasta que vea la victoria.

Todos queremos vivir sin temor. Nuestros héroes son personas valientes que corren toda clase de riesgos y los superan. El salmista nos enseña que el temor de Dios nos puede llevar a una vida sin temor. Temer a Dios significa respetarlo y reverenciarlo como el Dios todopoderoso. Cuando confiemos plenamente en que Dios nos cuida, descubriremos que nuestros demás temores, aun el de la misma muerte, se desplomarán.

Salmo 112:9 Reparte, da a los pobres; su justicia permanece para siempre; su poder será exaltado en gloria.

Da a los necesitados. Comparando los Salmos vemos que Dios dio todo para redimirnos, entonces nosotros hemos de compartir con los necesitados. Así, lo que hace permanece. Muchos malgastan la vida tratando de lograr algo perdurable, pero lo duradero es invertir en las vidas de otras personas.

«Su poder será exaltado en gloria» significa que la dignidad de Dios se pondrá en alto y se honrarán a los fieles a Dios.

Salmo 112:10 Lo verá el impío y se irritará; crujirá los dientes, y se consumirá. El deseo de los impíos perecerá.

El salmista enseña con contrastes. El que se deleita en Dios recibe “las peticiones de su corazón”, pero para el impío que busca su propio placer, su deseo… perecerá.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Mecánico del Alma

Una vez iba un mecánico en su auto por una larga y muy solitaria carretera. De pronto su auto comenzó a detenerse hasta quedar estático. El hombre

Artículo Completo

Del sol invicto a Jesucristo

Acerca de la conversión de Constantino se ha escrito y discutido muchísimo. Poco después de los hechos, hubo escritores cristianos, según veremos en el próximo capítulo, que

Artículo Completo

El Bambú Japonés

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego. También es obvio que quien cultiva la tierra

Artículo Completo

Si dañas me dañas

Parvati es una de las diosas más amorosa, benevolente y misericordiosa del panteón hindú. Es la consorte de Shiva y se manifiesta como extraordinariamente compasiva. Cierto día,

Artículo Completo