Salmo 110: El Mesías, Rey y Sacerdote.

Sal 110:7  Beberá del arroyo en el camino; por tanto El levantará la cabeza.

Estos versículos se dirigen a Dios (Jehová) y hablan sobre la obra del Señor Jesús (Adonai)

Beberá : Esto es, después del juicio, o la batalla, se refresca bebiendo agua fresca de un arroyo.

El Mesias, Rey y Sacerdote

Este Salmo es el más citado en el NT. Es uno de los salmos reales y uno de los salmos mesiánicos. Es breve por su número de palabras, pero grande por el peso de sus sentencias (Agustín).

A través de la historia de la iglesia ha sido visto como un salmo mesiánico. Pero en tiempos modernos con el deseo de encontrar el Sitz im Leben (situación de la vida) de cada salmo y debido al reconocimiento de que los salmos reales tenían una primera aplicación al rey israelita cuando fueron escritos, algunos niegan la aplicación mesiánica. Con la teoría de un “culto de entronización” de Mowinckel, surgió mucha discusión sobre las varias interpretaciones del Salmo. De modo que éste ha llegado a ser llamado “el tormento del intérprete” (González).

Con los Salmos Reales en general aceptamos que en primer plano está el rey israelita, sin embargo, bajo inspiración de Dios estos salmos señalan hacia el Rey mayor, el Mesías que venía. Pero el Salmo 110 presenta algunos rasgos especiales. Dice que es una revelación, un oráculo de Dios. Jesús usó el primer versículo varias veces al discutir con los fariseos. El, junto con ellos, dieron por sentado que habla del Mesías. Dice Jesús: ¿Cómo es que David, mediante el Espíritu, le llama Señor? y cita el versículo 1. En Marcos 12:37 dice: David mismo le llama “Señor“; ¿cómo es, pues, su hijo? El Salmo contiene detalles que, como el Salmo 2, indican una fecha en el siglo X a. de J.C.

Si creemos verídicas las enseñanzas de Jesús y los apóstoles, hemos de aceptar que este Salmo viene de David y que habla del Mesías. Más aun, mientras en otros salmos el rey humano está en primer plano y el lenguaje se extiende al Mesías, en este caso podemos decir que en primer plano es la referencia mesiánica y después se aplica al rey israelita. Es posible que David lo escribiera para la coronación de Salomón, como algunos sugieren.

Vale notar que el tono del Salmo es muy diferente de los cánticos del Siervo de Jehová en Isaías. Allí, el Mesías es un siervo sufriente; aquí es un rey victorioso. El NT muestra cómo las varias líneas de profecías mesiánicas convergen en la persona de Jesucristo.

Este Salmo contiene dos párrafos; el primero enfatiza la realeza del Mesías; el segundo destaca su real sacerdocio. Cada párrafo empieza con un oráculo o mensaje profético y es seguido por el comentario inspirado del salmista.

Mesías y rey

Jehová dijo Lit. es “Oráculo a mi señor”. Es una formula o expresión que se usa mucho en los profetas. Así, dice claramente que es una revelación de Dios.

    Páginas: 1 2 3

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar las donaciones para continuar con La gran Comisión.


Deja el primer comentario

  • Saber envejecer

    Una mujer de 92 años era trasladada a una residencia de ancianos, tras un largo tiempo de espera para ser…
  • Metas que enriquecen

    El primer paso hacia el éxito es soñar exactamente lo que queremos en la vida y el negocio. Hagámonos las…
  • Fe y paraguas

    En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos…
  • La alegría de dar

    Después de admirar una pintura en la casa de una mujer, me sorprendió su generosidad cuando la bajó y me…