Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Riesgo es libertad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Reír, es correr el riesgo de parecer tonto. Llorar, es arriesgarse a parecer sentimental. Acercarse a otro ser, es arriesgarse a comprometerse. Mostrar emoción, es arriesgar que se te conozca. Someter a la gente tus ideas y sueños, es ponerlos en riesgo. Amar, es correr el riesgo a no ser correspondido. Vivir, es arriesgarse a morir.

En toda esperanza hay el riesgo del desespero. En todo intento, el riesgo de fracasar, pero los riesgos se han de tomar, porque el mayor peligro en esta vida, es no arriesgar nada. Porque el que nada arriesga, nada hace, nada tiene, nada es, tal vez, pueda ahorrar sufrimiento y dolor, pero a fin de cuentas, no puede aprender, ni sentir, ni cambiar, ni crecer, ni amar, ni vivir; encadenado por las certidumbres, será un esclavo, y sacrificará el ser libre. Solo arriesgando se consagra la libertad.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Canicas rojas

Durante los duros años de la depresión, en un pueblo pequeño de Idaho, USA, solía parar en el almacén del Sr. Miller para comprar productos frescos de

Artículo Completo

La organización de la Iglesia

No cabe duda de que a fines del siglo segundo existía en la iglesia una jerarquía con tres niveles: obispos, presbíteros y diáconos. Algunos historiadores —sobre todo

Artículo Completo

Decídete a volar

Abandona tu comodidad, enfrenta tus miedos e inseguridades, y solo así, comenzarás a volar… Si sientes que la vida no tiene sentido, que los problemas te están

Artículo Completo