Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Quien

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Quien se aparte de la colmena, por el miedo que le produce el aguijón de la abeja, no disfrutará la dulzura de su miel.

Quien se aleja del rosal por temor a las espinas, jamás obsequiará una bella rosa.

Quien se sienta sobre la grama, acobardado por la montaña, no sabrá la plenitud que se goza en la cumbre.

Quien no enciende el fuego por temor a quemarse, morirá temblando de frío.

Quien no es capaz de sufrir y sacrificarse por los demás, jamás gozará de la felicidad de amar y ser amado.

Todo lo que vale la pena, exige sacrificios.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La herramienta preferida

En una tienda de herramientas, dentro de un estuche de cartón y plástico, colgado en una mampara se encontraba un destornillador, era el último modelo que se

Artículo Completo

Mi responsabilidad

La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción. Era una simple alcantarilla a la que, por circunstancias que desconozco, le faltaba

Artículo Completo

Lo que necesitan los niños

Los niños de hoy necesitan con desesperación padres que: …jueguen a tirar y agarrar la pelota, disfruten las reuniones de niño o luchen, porque el corazón de

Artículo Completo