Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Proverbios 4: La alta y constante prioridad de la sabiduría

Los versículos 5-9 vuelven al tema de la sabiduría uniéndola con las lecciones enseñadas por el maestro. De cierto, no todo lo dicho por algún maestro o profesor tiene razón y se apoya en la sabiduría divina. De este modo uno tiene que examinar todo lo dicho por algún profesor, aunque sea universitario o bien preparado, a la luz de la Palabra de Dios. El maestro de Proverbios enseña reconociendo que toda la sabiduría viene de Diosx y que la sabiduría humana es muy limitada e incompletax.

La palabra “adquirir” figura prominentemente en este pasaje (versículo 5, dos veces y en el versículo 7: dos veces aunque ausente en el texto de la Septuaginta). La palabra puede significar “obtener, conseguir o acumular”. El versículo 6 habla de la sabiduría como si fuese una mujer muy querida. Es posible desarrollar una relación estrecha y mutua con la sabiduría. El versículo 9 usa la figura de la venda sacerdotal o la cinta de género llena de ciertas joyas preciosas para representar el valor de la sabiduría. Esta diadema era un símbolo de la posición, el honor y la estima de los sacerdotes. Asimismo la corona, a veces una palabra sinónima con diadema, funciona también para cubrir las cabezas de los reyes y la nobleza hebreos. La corona era un símbolo de poder y prestigio de los sacerdotes y de los reyesx. La sabiduría le hace a uno más noble y más estimado que todas las coronas del mundo. “¡Sabiduría primero!” puede ser la traducción de la frase ¡Sabiduría ante todo! y el lema de toda esta sección.

Los gritos para adquirir la sabiduría de parte del maestro suenan como el grito de algunos comerciantes. “¡Adquieran las verduras! ¡Tengo buenos plátanos! ¡Tengo ricas manzanas! ¡Venga a comprar!” Además nos hace darnos cuenta de la acumulación de las cosas como un afán de mucha gente en la vida. Los niños juntan los juguetes. Los jóvenes acumulan ropa, música, etc. Y los adultos tienen sus acumulaciones. ¡Qué mundo materialista! A veces los bienes llegan a tener más importancia que las personas. Los valores éticos se ignoran y los antivalores se elevan. Pero entra en la escena el sabio quien nos desafía a dejar la acumulación de las cosas para empezar a acumular la sabiduría y todos los beneficios de ella. La acumulación de la sabiduría es más valiosa que la de los bienes, sean los títulos de los honores (versículo 9) o las posesionesx. Al hombre contemporáneo le falta una verdadera espiritualidad y se encuentra en un ambiente excesivamente materialista.

¿La aurora o la oscuridad?

Esta sección se une al resto del capítulo por la frase hijo mío. En cuanto se ha establecido la relación entre la sabiduría y los dichos del maestro, el maestro sigue la instrucción sobre la sabiduría o dichos sapienciales. El pasaje discute las ventajas del camino recto con el camino de los impíos, es decir, los malos. Al camino recto se pueden agregar las ventajas de los dichos sapienciales (versículo 10) y las ventajas de la disciplina (versículo 13).

La vida prolongada como beneficio de la sabiduría y la conducta recta se presenta de nuevo en el versículo 10. ¡Así como la sabiduría aumenta, mejora la calidad de la vida! El pecado y la conducta desordenada quitan de la vida, produciendo de esa forma la muerte prematura.

Primeramente, vamos a ver las características del camino recto. Los versículos 11 y 12 se encuentran en un paralelismo sinónimo. El versículo 11 habla de la forma en que la sabiduría da fuerza a la vida cotidiana. El versículo 12, por otro lado, expresa la verdad que la sabiduría guarda al joven del “camino que se achica” y por ende, crea un peligro en el terreno de Palestina, traducido impedimento, y del tropiezo cuando se arriesga, corres. “Correr” puede indicar una persona que tiene una ambición para lograr algo positivo en la vida. Hay una ambición sana que puede glorificar a Dios. La vida se llena de obstáculos que hay que cambiar en oportunidades. Con la sabiduría se vencen los obstáculos y los desafíos que se presentan en el transcurso de la vida (versículo 12).

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.

  • Job 5: Al necio lo mata la ira

    Job 5:14 De día tropiezan con tinieblas; a mediodía andan a tientas, como de noche. Job 5:15 Él libra de…
  • Jeremías 4: La amargura

    Jeremías 4:19 ¡Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las fibras de mi corazón; mi corazón se agita dentro de mí;…
  • Isaías 4: La purificación y gloria de Sion

    La purificación y gloria de Sion El paso de la sección anterior a la presente es abrupto. Aparentemente no tiene…
  • El sembrador

    En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era…