Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proverbios 31: Palabras del rey Lemuel

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El último ejemplo de la mujer en Proverbios destaca a la mujer virtuosa. La pregunta retórica del versículo 10 busca la respuesta “nadie”. De hecho, el maestro sabio ha mostrado que la esposa prudente es un don de Dios. El tema de la esposa es frecuente en Proverbios . La mujer virtuosa Deuteronomio 31:10-31 es anhelada por muchos jóvenes.

El versículo 11 pone énfasis en la palabra confía (la letra hebrea es bet). Así la primera característica que se ve en ella es la confianza de parte de su marido. La confianza es algo que cuesta lograr, pero fácil de perder. Hay que cuidar la confianza que alguien ha puesto en uno. Por lo tanto, el versículo 12 muestra cómo la esposa es una ayuda idónea para su marido y la edificación del hogar.

La mujer creativa industriosa

La mujer muestra su valor en los versículos 13-19. Las diversas actividades dentro del hogar y fuera del hogar sorprenden al lector casual. ¿Cómo es posible que una sola mujer tenga tantas actividades? ¿Se trata de una mujer real o alguna imagen o ficción?

Las actividades muestran la vida cotidiana de aquel entonces. Sus días son largos, desde temprano hasta la noche. Ella, de verdad, se quema las pestañas. Sus manos son muy útiles, tejiendo lana y lino. Se escucha el sonido de la rueca y del huso. Ella rebusca en el mercado los productos necesarios y los mejores precios. Además, invierte en el futuro, comprando un campo y plantando una viña. En medio de todas estas actividades, es una ama de casa que prepara la comida diaria para la familia y los siervos. Ella nunca se queda con los brazos cruzados, aumentando el valor de los bienes familiares.

La mujer íntegra

Sigue el diálogo sobre la mujer valiosa. Por palabra y por hecho, ella muestra la misericordia a los más desafortunados, cumpliendo así lo dicho en 11:25. Además de invertir en el futuro por medio de la viña, ella tiene la ropa preparada para su familia cuando la nieve comienza a caer, hasta tejiendo abrigos más gruesos.

La risa de ella en el versículo 25 muestra su confianza absoluta. Ahora ella es un vendedora de telas y cintas, una ocupación común en el mundo antiguo y dentro de los pueblos indígenas de América Latina hoy en día.

El marido de la mujer valiosa es un líder dentro del pueblo. Su éxito sin duda es en parte debido a la calidad de la mujer valiosa. Su fuerza y honor junto con su capacidad para hablar con sabiduría se reflejan en el bienestar y el prestigio de su familia dentro de la comunidad. El versículo 22 da una lista de los símbolos de la riqueza, que es sólo un factor en el éxito y no el factor del éxito.

El versículo 27 vuelve a tratar el tema del cuidado del hogar. Aunque hayan muchas actividades de la mujer, ella no ignora la marcha de su casa. Es una verdadera ama de casa, que no come el pan de ociosidad.

La mujer querida

Los versículos 28 y 29 revelan el cariño de parte de los hijos y del marido. Bienaventurada, de parte de los hijos, resume lo que ellos han visto en ella: Una mujer profundamente espiritual y trabajadora, en la que la presencia y la bendición divinas se pueden ver concretamente. Lo dicho por el marido es aun más especial. El reconoce que hay muchas mujeres en el pueblo que hacen el bien, ¡pero ella es la mejor! Estas palabras tan sencillas han de escucharse de parte de muchas mujeres cristianas dentro de la América Latina. El marido reconoce la joya que él tiene y no la quiere perder.

Los versículos 30 y 31 son un comentario dado por el maestro de la sabiduría. Es una exhortación y una evaluación de la manera apropiada para juzgar el valor de la mujer. Se da una advertencia contra dos características populares de la mujer. En primer lugar, la Escritura declara que engañosa es la gracia. Nos hace recordar el encanto de la mujer adúltera en 5:3 s. y 7:21 s. En segundo lugar, se afirma que vana es la hermosura. En un canto por Antonio se habla de “las hipócritas hermosuras que engañan al Amor mismo” . Se recuerda el engaño de las mujeres en la vida de Sansón. Este engaño era principalmente la culpa de Sansón mismo, en su forma de evaluar a la mujer. Un escrito judío aconseja que “el joven pone los ojos no sobre la belleza sino sobre la familia potencial”. Pablo exhorta a las mujeres a una vida moderada.

La segunda parte del versículo 30 subraya la característica esencial de la mujer. Se recalca la naturaleza espiritual de la mujer (es decir, teme a Jehová). No hay nada más aburrido que estar con alguien por largo tiempo y que no tenga una espiritualidad desarrollada. Esta característica ha de ser alabada y tal mujer ha de ser reconocida públicamente en la sociedad, un ejemplo digno de imitar. Es interesante que las puertas de la ciudad designan el lugar público y aquí también se encuentra el marido. La mujer virtuosa cumple el mandamiento de Jesús más tarde: Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, de modo que vean vuestras obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

¡Que se cumpla lo dicho por Sancho: “Se ha de amar a Nuestro Señor, por sí solo, sin que nos mueva esperanza de gloria o temor de pena”!

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El gran mandamiento

Y finalmente Amós los redujo todos a uno (Amós 5:4): Buscadme y viviréis. Aquí se puede ver que el ingenio rabínico trataba de concentrar tanto

Artículo Completo

Actitud mental positiva

Hace años, Henry Ford decidió desarrollar el ahora célebre motor conocido como V-8. Quería construir un motor con los ocho cilindros fundidos en un solo

Artículo Completo

Las dos ranas

Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Todas las demás ranas se reunieron

Artículo Completo

La carreta vacía

Caminaba con mi padre cuando se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó: — “¿Oyes algo más que el cantar

Artículo Completo