Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proverbios 3: Cómo vivir bien

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

La última frase del versículo 3 hace referencia a escribir las palabras o características de la misericordia y la verdad en las tablas del corazón. El concepto de escribir algo en el corazón figura prominentemente en el AT. Al llegar al corazón, las características forman una parte de la personalidad. Pablo hace alusión a las tablas de corazones humanos y afirma que el Espíritu Santo ha escrito sobre ellos, haciéndolos una carta de Cristo, leída por todos los hombres, dando así testimonio de Dios.

La promesa que se encuentra en el versículo 4 ha resultado del cumplimiento de los imperativos del versículo 3. Al mostrar las cualidades de la misericordia y la verdad (autenticidad), el joven ganará el favor ante los ojos de Dios y de los hombres. Una alusión al favor ante Dios y ante los hombres se encuentra en el NT cuando se habla de Jesús y cuando se motiva a las buenas relaciones. No obstante, buscar el favor de Dios ha de ser la prioridad máxima. Siempre la opinión y el favor de Dios ha de recibir la fidelidad del joven sabio. Seguidamente, el joven debe buscar tener una buena reputación en la comunidad.

Dos contrastes

1. Los sabios recibirán dos bendiciones especiales, versículo 21.

(1) Habitarán la tierra.

(2) Heredarán los frutos de su preservación de los recursos.

2. Los impíos sufrirán castigos, versículo 22.

(1) Serán exterminados de la tierra, por su propio abuso de los recursos.

(2) Los traicioneros son los que no ven la necesidad de preservar los recursos.

El destino eterno de cada uno depende de su decisión en relación con Cristo. Los que aceptan a Cristo como Salvador personal van a hereder las bendiciones de la vida eterna. Los que rechazan a Cristo van a sufrir el castigo de una condenación eterna. Cada cual tiene que tomar su propia decisión.

El autoengaño en la racionalización

Este pasaje es una de las joyas de Proverbios, tocando algunos elementos del orgullo humano que, a veces, son ignorados. El pecado no es sólo lo que uno hace sino lo que uno es, es decir su carácter orgulloso y soberbio.

Los versículos 5–7 se encuentran en un paralelismo invertido. Se puede diagramar así:

a. Confía en Jehová con todo tu corazón, (5a)

b. y no te apoyes en tu propia inteligencia (5b).

c. Reconócelo en todos tus caminos, (6a)

c1 y él enderezará tus sendas (6b).

b1 No seas sabio en tu propia opinión: (7a)

a1 Teme a Jehová y apártate del mal (7b).

«a-a1» representa el mandato positivo para depositar la confianza y la fe en Jehová. Al mismo tiempo, «b-b1» subraya el mandato negativo que nos llama a prestar cuidado a la sabiduría humana. Por ende, el individuo ha de tener sumo cuidado al basar sus decisiones en un criterio personal que ignora el consejo divino y muestra un orgullo insano. La palabra «apoyarse» viene de sha’an, que significa «sostenerse a través de». La lección pide que uno no se sostenga exclusivamente por su propio consejo. Aún Proverbios reconoce la importancia de pedir el consejo de otros y sobre todo la importancia del consejo divino. El maestro que antes guiaba al joven a buscar el favor ante los ojos de Dios y de los hombres (versículo 4), ahora le advierte contra demasiada confianza ante sus propios ojos, la traducción literal de tu propia opinión. No hay que sobrestimar la razón humana; también se encuentra influida por el pecado y con la necesidad de renovarse e imitar a Cristo en nuestra manera de pensar. El hombre se clasifica por la ciencia como homo sapiens (sapiens: sabiduría racional). Pero hay que añadir el pecado como una influencia que penetra todo el ser humano. De este modo, hay personas que utilizan sus mentes para construir un mundo mejor, y hay otras personas que utilizan sus mentes para planificar algún mal. Así pues, hay que concluir que la sabiduría del hombre tiene sus limitaciones. De hecho, Pablo cita el versículo 7 en Romanos 11:25 y 12:16 al hacer un llamado a los creyentes romanos a una actitud humilde.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El cuarto Rey Mago

Cuenta una leyenda rusa que fueron cuatro los Reyes Magos. Luego de haber visto la estrella en el oriente, partieron juntos llevando cada uno sus

Artículo Completo

Diez leyes para novios

1. Abrir bien los ojos antes de casarse. Después de casado deberán cerrarlo y darle para delante 2. La novia debe saber perfectamente que clase

Artículo Completo

Isaías 43: Yo estaré contigo

¿Quién me creó? —    ¿En quién confío siempre? —    ¿En quién busco la verdad suprema? —    ¿En quién busco la seguridad y la felicidad? —  

Artículo Completo