Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proverbios 3: Cómo vivir bien

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

La preposición común kiy, traducida porque, empieza la sección que incluye los versículos 32–35. La preposición porque expresa el concepto del “propósito o motivo”. En este caso, es el resumen de los versículos 27–31. Los cuatro versículos son de la naturaleza del paralelismo antitético, dando así un contraste entre dos grupos de personas por versículo. Los contrastes se ven desde el punto de vista de Dios, quien es capaz de hacer una evaluación santa de las personas. Se pueden ver los contrastes en el siguiente diagrama:

Así como Dios actúa a favor de la primera lista de personas, él también va en contra del bienestar de la segunda lista.

En el primero de los cuatro juegos de personajes, el lenguaje es pintoresco y franco. La palabra abomina significa «detestar o sentir un fuerte rechazo hacia». Entre el verbo «abominar» y el sustantivo «abominación» se encuentra una cantidad grande de pasajes que muestran el rechazo y la repugnancia de Dios hacia ciertas actitudes, hacia ciertos tipos de personas y hacia ciertos hechosx. El perverso va a sentir el rechazo y el espíritu de repugnancia hacia él, subrayando la idea de «desviado o distorsionado». Por el otro lado, existe una íntima comunión entre Dios y el recto. Como dice un himno: ¡Qué dulce comunión!

Los hogares del versículo 33 quedan impactados por la maldición y la bendición de Dios según el carácter de la persona. El libro de Proverbios tiene una amplia lista de pasajes que utilizan las palabras «bendición» y «maldición»x. Los dos grupos reciben una atención enorme en el libro de Proverbios: rasha’x: impío o malvadox y tsadiyqiymx: los justos o los fieles o los leales.

En el versículo 34 Jehová muestra su sentido de humor que apunta a la confianza absoluta. Da dignidad a los humildes, los sencillos, los pobres. Pero él hace temblar la confianza de los burladores con su gesto de confianza (ver 1:26 sobre el concepto de la risa divina). El humilde o pobre puede alcanzar las bendiciones divinas.

El versículo 34 captaba la imaginación de los primeros cristianos. Específicamente, el tema del humilde y del orgulloso se presenta llenando las páginas del NTx. El versículo 34 se cita en el libro de Santiago utilizando la traducción griega, la Septuaginta: Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes. También se encuentra en la primera carta de Pedro, donde los jóvenes cristianos son desafiados: revestíos todos de humildadx. Don Quijote decía: «A quien se humilla, Dios le ensalza».

El último juego contrasta el sabio, quien recibirá el prestigio de los que le rodean, con el necio (versículo 35). Literalmente, el texto dice que «los necios son cargados (por Dios) con la vergüenza». Para una discusión amplia de las características del necio. La sección de los versículos 27–35 empieza con aquellos que Dios detesta y termina con la vergüenza sobre los necios.

Cinco advertencias para el que es sabio 3:27–31

1. No negarse a hacer el bien si tenemos poder de hacerlo, versículo 27.

2. No postergar un servicio al necesitado, versículo 28.

3. No intentar mal contra el prójimo, versículo 29.

4. No entrar en pleito sin razón, versículo 30.

5. No envidiar al hombre injusto, versículo 31.

Jehová favorece a los rectos, los justos, los humildes, los sabios

Desfavorece al perverso, el impío, los que se burlan, los necios

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Primeras cosas

Actúar como si lo que haces marcara la diferencia, lo hace. William James Mi padrastro se perdió lo que algunos consideran las primeras cosas más

Artículo Completo

Tal vez

Tal vez yo voy a envejecer muy rápido, pero lucharé para que el día haya valido la pena. Tal vez sufra innumerables desilusiones en el

Artículo Completo