Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proverbios 3: Cómo vivir bien

Pastor Lionel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Ayúdanos a continuar esta Obra

La sabiduría, el participante en la creación

Es difícil concluir si los versículos 19 y 20 forman una parte del himno a la sabiduría o se han unido por el tema común, es decir, la sabiduría. Al unir la tierra y los cielos, el maestro enseña que todo fue creado por medio de la sabiduría. La sabiduría como el agente de la creación se desarrolla en una forma mucho más profunda en 8:22–31, un hermoso himno a la sabiduría. El hecho de que algunos eruditos antiguos identificaban la sabiduría con Cristo se explica por estos dos pasajes y por algunos pasajes neotestamentarios.

El tema de la sabiduría de Dios como Creador se encuentra en el versículo 20. Se da un ejemplo de la sabiduría aplicada; también de la ignorancia del hombre acerca de la naturaleza. La creencia que los cielos destilaban rocío no es cierta dado que el rocío se produce como un proceso de la condensación en el suelo. A pesar de esto, es cierto que la maravilla del rocío es que daba vida muchas veces en los lugares áridos. Hoy por hoy, la división de los océanos se ha convertido en un estudio fascinante. ¡Qué Dios tan maravilloso! ¡Qué Creador!

Cómo derrotar el temor

Esta sección se une al capítulo a través del temario y por las palabras hijo mío (versículos 1 y 11). El pasaje más amplio incluirá también las próximas dos secciones, dividiendo así el pasaje en tres secciones:

(1)versículos 21–26;

(2) versículos 27–31;

(3) versículos 32–35.

El argumento de la sección es la confianza que resulta como consecuencia de la obediencia a los imperativos en el texto. La iniciativa y la prudencia son dos substantivos discutidos en el capítulo 2. En este mismo sentido, el mandato de no creerse sabio (versículo 7) se reemplaza con la iniciativa y la prudencia llenando los ojos de uno (versículo 21).

El tema de la vida se encuentra en muchos pasajes de Proverbios. Así la obediencia es vida, vida prolongada, mientras la desobediencia es quitar la vida. Gracia para tu cuello indica un testimonio público favorable.

En los versículos 23–25 se presentan tres escenas cotidianas y la confianza que el creyente sabio ha de sentir. La primera escena habla de la vida cotidiana y la protección de Dios para ellos (versículo 23). Uno puede vivir con confianza y no con una constante preocupación. La confianza en Dios y no el temor de la vida debe reinar en el corazón del hombre.

La segunda escena se centraliza en una actividad cotidiana nocturna (versículo 24). Como el versículo 23 afirmaba la presencia de Dios en el día del joven sabio, de este mismo modo Dios se encuentra en la noche del sabio. El temor en el versículo no es uno sano sino un temor no saludable. En vez del temor, el joven sabio puede esperar un sueño dulce. ¡Qué gran bendición! ¿Cuántos remedios se gastan en dormir? ¿Cuántas terapias de relajación se han desarrollado para apoyar a la gente a acostarse sin las fobias? ¿Cuántas personas no pueden dormir porque están preocupadas por las cosas de la vida? Toda una industria se ha levantado para ayudarnos a dormir.

Una tercera escena se manifiesta en los escenarios de la crisis o la desgracia. Ahora el temor se profundiza cuando se presenta el caso en que puede ocurrir un espanto repentino. Literalmente se trata de una situación que produce el pánico o el terror. Especialmente se apunta al caso de la total destrucción del hombre que no sigue a Dios ni sus mandamientos. Tarde o temprano cada hombre come del fruto de sus acciones. Frente a la ruina de los impíos, el sabio fiel puede tener confianza en el Dios Protector. El versículo 23 repite la imagen de los pies seguros del versículo 23 y Jehová está proclamado tu confianza (versículo 26). El temor no ha de ser un compañero cotidiano del creyente, sino la confianza.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La estampita

Era pequeño para entender nada.¡Si no sabía hablar, qué iba a entender! De repente, recibía un albor de luz que se colaba por entre las

Artículo Completo

Un asunto de monos

El señor Robinson llegó a casa fatigado llevando un gran mono cómodamente sentado en sus hombros. La señora Robinson se sintió muy preocupada al ver

Artículo Completo

Pan para los demás

Puede que sea bonito, pero desde luego no es nada fácil hacerse pan. Significa que ya no puedes vivir solo para ti, sino también para

Artículo Completo