Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proverbios 29: La sociedad alterada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El versículo 23 trata nuevamente el tema de la soberbia. Tal autoalabanza se analiza en Job 5:11. Aquí se acentúa el daño hecho a sí mismo de parte de aquella persona soberbia (hay un juego de palabras entre abate y humilde, en que se utiliza la misma raíz para “humillar”). Así, el soberbio se humilla, mientras el humilde se honra.

El versículo 24 lit. trata de la persona que tiene “una porción” o “algo dividido” con el ladrón, siendo así un colega en la repartición del botín. Es difícil decidir si la persona fue apoyo en el robo o recibe una parte de las posesiones para callarlo ante la ley. De todos modos, es un cómplice del ladrón, poniendo su vida en peligro porque el mismo ladrón puede cambiar su parecer y destruirlo, o puede ser pillado y padecer la muerte, el castigo normal para el robo.

El versículo 25 muestra un temor insano que eleva las expectativas de los hombres al nivel de imitar o cumplir. Tal admiración o reverencia al hombre no es apropiada. Al contrario, el verdadero temor reverencial se concentra en la confianza en Jehová. Hay temores no apropiados que vienen del pecado y sus consecuencias o una reverencia insana hacia la opinión del hombre.

El versículo 26 es una extensión del versículo 25, en la que se especifica al gobernante como la meta de una búsqueda del favor. Sin embargo, el último juez es Dios, quien está aun por sobre los gobernantes.

La palabra abominación une las dos partes del versículo 27. Son dos perspectivas totalmente distintas. El justo se distancia y se rechaza la inicuidad del pecado, mientras el impío no soporta la rectitud del justo. Sin embargo, los dos puntos de vista no son igualmente correctos. El justo tiene razón, y el impío sufrirá las consecuencias de su juicio fatal. Desafortunadamente, las familias del hombre impío también sufren.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Felicidad

La felicidad para algunos es acumular riqueza, obtener un buen empleo, que nuestros deseos se cumplan, ganarnos un nombre y fama. Sin embargo, sólo aquellos que están

Artículo Completo

El siervo

En cierta ocasión un hombre le dio a Dios todo su corazón y su vida a Su servicio. Dios escuchó y le dio la oportunidad. Le puso

Artículo Completo

Nos acostumbramos

Nos acostumbramos a vivir en departamentos y a no tener otra vista que no sea las ventanas de alrededor. Y porque no tiene vista, luego nos acostumbramos

Artículo Completo