Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proverbios 29: La sociedad alterada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

La sociedad alterada

El versículo 1 es una advertencia muy sobria y clara. La falta de un arrepentimiento verdadero dirije al hombre a una situación donde no habrá remedio. El dicho popular tiene razón: “De los arrepentidos es el reino de los cielos.” El concepto de endurecer se encuentra en 28:14.

El versículo 2 repite el tema del gobernante impío que oprime al pueblo, y los justos que alegran al pueblo.

En el versículo 3 se describe la actividad del hijo pródigo. Este proverbio trata el tema frecuente del joven con las mujeres.

En el versículo 4 se repite la grandeza y la seguridad de un pueblo en la justicia del gobierno. La segunda parte advierte contra los impuestos excesivos que destruyen y empobrecen a un pueblo, haciéndonos recordar al rey Roboam.

En el versículo 5 se presenta otra vez la palabra lisonjera en un sentido negativo. Aquí se repite la metáfora de la red para el ave, mostrando la insinceridad de la lisonja. El prójimo ha de cuidarse de la lisonja.

El versículo 6 repite el tema de la autodestrucción del hombre malo por su propia trampa. Por el otro lado, el justo muestra las señales de una alegría sorprendente, es decir el canto y la alegría, en una fiesta de creyentes.

El versículo 7 muestra la distinción entre el justo y el impío frente a la causa (lit. “la justicia” o el proceso para lograr la justicia) de los más necesitados). Así, se trata de los derechos de los necesitados, su acceso a la justicia. Por un lado, hay una preocupación de parte de los justos. Por el otro lado, los impíos ni se dan cuenta del problema. La indiferencia es aquí el gran pecado.

El burlador del versículo 8 se caracteriza por la falta de disciplina, el carácter altivo, la manera de despreciar a los demás. Aquellas personas “echan leña al fuego destructivo” que está en proceso en la ciudad. Por el otro lado, los sabios o prudentes son capaces de “calmar” las pasiones fuertes.

En el versículo 9 se revela la indiferencia del necio hacia el pleito del sabio. Ni las emociones fuertes expresadas son capaces de sacar al necio de su necedad. Lo mejor es tener un contacto mínimo con el necio.

El versículo 10 recalca la actitud del hombre sanguinario y del recto ante el íntegro. Mientras el hombre sanguinario odia al íntegro, el recto “busca” (algunos ponen “proteger” como una interpretación del significado) el bien del íntegro. Por lo tanto, el versículo 11 sigue el mismo pensamiento, mostrando que el necio no controla su “espíritu” sino suelta… su ira. Por el otro lado, el sabio o prudente controla su ira. El dominio propio es un tema frecuente en Proverbios. Las expresiones “tener la sangre en el ojo” o “salirse de sus casillas” ilustran bien la actitud del necio.

La sociedad alterada II

El versículo 12 muestra cómo un rey impío influye en todo el pueblo. “Cuando llueve, todos se mojan” expresa esta verdad de la influencia real. En 1 de Reyes 22 se muestra cómo un rey impío hace pecar a muchas personas y hace sufrir a todo el pueblo.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

La mariposa que no podía volar

Aquella mariposa era como todas las mariposas. Tenía un cuerpo largo y esbelto. Sus antenitas se movían de un lado hacia otro nerviosamente. Sus alas poseían hermosos

Artículo Completo

El científico y la Muerte

Había una vez un científico que descubrió el arte de reproducirse a sí mismo tan perfectamente que resultaba imposible distinguir el original de la reproducción. Un día

Artículo Completo

La Iglesia Católica Antigua

Esto es lo que quería decir en sus orígenes la frase “iglesia católica”. La palabra “católica” quiere decir “universal”; pero también quiere decir “según el todo”. En

Artículo Completo