Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proverbios 27: La jactancia, los celos y el vagabundeo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Proverbios 27:1  No te jactes del día de mañana, porque no sabes qué traerá el día.

Proverbios 27:2  Que te alabe el extraño, y no tu boca; el forastero, y no tus labios.

Proverbios 27:3  Pesada es la piedra y pesada la arena, pero la provocación del necio es más pesada que ambas.

Proverbios 27:4  Cruel es el furor e inundación la ira; pero ¿quién se mantendrá ante los celos?

Proverbios 27:5  Mejor es la reprensión franca que el amor encubierto.

Proverbios 27:6  Fieles son las heridas del amigo, pero engañosos los besos del enemigo.

El amor esforzado es mejor que la frívola hipocresía.

¿Quién preferiría la herida de un amigo al beso de un enemigo? Cualquiera que considerare la fuente. Un amigo que se preocupa por usted sinceramente quizás tenga que darle consejos que a veces son desagradables, pero usted sabe que es por su bien. Un enemigo, en contraste, puede susurrarle palabras dulces y alegremente mandarlo camino a la ruina. Tendemos a escuchar lo que queremos oír, aun si el único que lo va a decir es un enemigo. El consejo de un amigo, por doloroso que sea, es mucho mejor que el beso de un enemigo.

Proverbios 27:7  El hombre saciado aborrece la miel, pero para el hombre hambriento todo lo amargo es dulce.

Proverbios 27:8  Como pájaro que vaga lejos de su nido, así es el hombre que vaga lejos de su hogar.

Proverbios 27:9  El ungüento y el perfume alegran el corazón, y dulce para su amigo es el consejo del hombre.

Proverbios 27:10  No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre, ni vayas a la casa de tu hermano el día de tu infortunio. Mejor es un vecino cerca que un hermano lejos.

Proverbios 27:11  Sé sabio, hijo mío, y alegra mi corazón, para que yo responda al que me afrenta.

Proverbios 27:12  El hombre prudente ve el mal y se esconde, los simples siguen adelante y pagan las consecuencias.

Nosotros diríamos: «La prudencia es lo más importante del valor».

Proverbios 27:13  Tómale la ropa al que sale fiador del extraño; y tómale prenda por la mujer desconocida.

Proverbios 27:14  Al que muy de mañana bendice a su amigo en alta voz, le será contado como una maldición.

Proverbios 27:15  Gotera continua en día de lluvia y mujer rencillosa, son semejantes;

Las críticas rencillosas, una lluvia constante de consejos indeseados, es una forma de tortura. La gente critica porque piensa que no la comprenden. Sin embargo, la crítica impide la comunicación en vez de ayudarla. Cuando se sienta tentado a enredarse en este hábito destructivo, deténgase y examine sus motivos. ¿Le preocupa más usted mismo, salirse con la suya, tener la razón, que la persona a la que pretende ayudar? Si en verdad le preocupan los demás, piense en una forma más eficaz de comunicación. Sorpréndalos con palabras de paciencia y amor, y espere a ver qué sucede.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Prohibido aburrirse

El último día en la clase, la profesora propuso una redacción: «Contad en el cuaderno que actividades se pueden hacer en vacaciones para no aburrirse» Todos bajaron

Artículo Completo

El Agua Viva

Jesús le contestó: Si supieras lo que Dios da y quién es el que te está pidiendo agua, tú le pedirías a él, y él te daría

Artículo Completo