Proverbios 26: Cómo tratar al necio

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Proverbios 26:20  Por falta de leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso, se calma la contienda.

Hablar sobre cada cosa pequeña que nos irrita solo mantiene encendido el fuego de la ira. Negarse a discutir corta el suministro de combustible y hace que el fuego se extinga. ¿Hay alguien que lo irrita continuamente? Trate de cortar toda murmuración y compruebe si su irritación muere por la falta de combustible.

Proverbios 26:21  Como carbón para las brasas y leña para el fuego, así es el hombre rencilloso para encender contiendas.

Proverbios 26:22  Las palabras del chismoso son como bocados deliciosos, y penetran hasta el fondo de las entrañas.

Proverbios 26:23  Como vasija de barro revestida de escoria de plata, así son los labios ardientes y el corazón perverso.

Aquí se presenta una lista de incongruencias, cosas que normalmente nunca aparecen juntas.

Proverbios 26:24  El que odia, disimula con sus labios, mas en su corazón acumula engaño.

Proverbios 26:25  Cuando su voz sea agradable, no lo creas, pues hay siete abominaciones en su corazón.

Proverbios 26:26  Aunque su odio se cubra con engaño, su perversidad será descubierta en la asamblea.

Este proverbio significa que la gente que odia en su corazón puede aparentar ser agradable. No crea en lo que le dice.

Las cuatro lenguas: Lo que decimos quizás afecte a más personas que cualquier otra acción que llevemos a cabo. Por lo tanto, no sorprende que Proverbios dé una atención especial a las palabras y a la forma en que se usan. En Proverbios se describen cuatro patrones comunes de hablar. Los primeros dos deben imitarse, mientras que los últimos deben evitarse; La lengua controlada; Los que siguen este patrón al hablar piensan antes de hacerlo, saben cuándo es mejor guardar silencio y dan consejos sabios; La lengua bondadosa; Los que siguen este patrón hablan con verdad mientras procuran alentar; La lengua perversa; Los que siguen este patrón al hablar están llenos de motivos perversos, chismes, calumnias y un deseo de torcer la verdad; La lengua detractora; Los que siguen este patrón al hablar están llenos de mentiras, maldiciones, palabras irritables que pueden llevar a la rebelión y a la destrucción.

Proverbios 26:27  El que cava un hoyo caerá en él, y el que hace rodar una piedra, sobre él volverá.

Proverbios 26:28  La lengua mentirosa odia a los que oprime, y la boca lisonjera causa ruina.

Cómo tratar al necio

El versículo 1 compara el honor (o “gloria”) al necio como no natural, con la nieve en el verano o la lluvia en la siega (un trastorno de lo esperado de la naturaleza).

En el versículo 2 se subraya la vanidad de la maldición sin fundamento. Nos hace recordar el caso de Balaam contra Israel. Como el ave y la golondrina escapan, así la maldición no permanece.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El diagnóstico

Una jovén madre a quien le habían diagnosticado una forma de cáncer tratable regresó a casa del hospital, sintiéndose incómoda por su apariencia física y

Artículo Completo

La Torre del Arrepentimiento

En las cercanías de Hoddam Castle, Dumfrieshire (Escocia), había una torre llamada “La Torre del Arrepentimiento”. Se refiere que en cierta ocasión un barón inglés,

Artículo Completo