Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Proverbios 23: El afán de vivir en el lujo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Proverbios 23:12 Aplica tu corazón a la instrucción y tus oídos a las palabras del conocimiento.

La mayoría de los que desean obtener la sabiduría son los que están dispuestos a oír. Escuchar a otros es señal de sabiduría, no de debilidad. La gente dispuesta a escuchar sigue aprendiendo y creciendo a través de su vida. Si rechazamos encerrarnos en nuestros esquemas, siempre lograremos expandir los límites de nuestro conocimiento.

Proverbios 23:13 No escatimes la disciplina del niño; aunque lo castigues con vara, no morirá.

Si lo castigas con vara : Alude a reprender al niño con la mano o un instrumento que no lo lastime. La Biblia enseña que la reprensión debe estar asociada a una actitud amorosa y paciente, que los azotes son necesarios al administrar disciplina (Pro_22:15), que los padres no se deben exceder al disciplinar a sus hijos, y que hace falta para mantenerlos en el camino recto

Proverbios 23:14 Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol.

El tono sombrío de la disciplina aquí se compensa por el afecto expresado en el versículo 15. Sin embargo, muchos padres son totalmente reacios a disciplinar a sus hijos. Algunos temen dañar la relación, que sus hijos se resientan con ellos o que frenen el desarrollo de los mismos. Sin embargo, la corrección no matará a sus hijos, sino los previene de imprudencias que sí los pueden matar.

Proverbios 23:15 Hijo mío, si tu corazón es sabio, mi corazón también se me alegrará;

De nuevo los consejos dirigidos a un hijo. Debe cuidarse de no imitar a los pecadores y juntarse con bebedores, glotones y prostitutas. Del lado positivo, debe temer al Señor, atender a sus padres, valorar la verdad y alegrar a la familia.

Proverbios 23:16 y se regocijarán mis entrañas cuando tus labios hablen lo que es recto.

Proverbios 23:17 No envidie tu corazón a los pecadores, antes vive siempre en el temor del Señor;

Hay fin : La conciencia de la eternidad debe motivar en nosotros el temor de Jehová

Proverbios 23:18 porque ciertamente hay un futuro, y tu esperanza no será cortada.

Cuán fácil es envidiar a los que nos aventajan libres de toda responsabilidad cristiana o de las leyes de Dios. A veces pareciera que llevan la delantera sin prestar atención a lo que Dios quiere. Pero a los que le siguen, Dios les promete esperanza y un maravilloso futuro aunque no lo obtengamos en esta vida.

Proverbios 23:19 Escucha, hijo mío, y sé sabio, y dirige tu corazón por el buen camino.

Proverbios 23:20 No estés con los bebedores de vino, ni con los comilones de carne,

Proverbios 23:21 porque el borracho y el glotón se empobrecerán, y la somnolencia se vestirá de harapos.

Proverbios 23:22 Escucha a tu padre, que te engendró, y no desprecies a tu madre cuando envejezca.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti