Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Proverbios 21: La justicia divina desautoriza el engaño

Proverbios 21:24 Escarnecedor es el nombre del soberbio y presuntuoso que actúa con la insolencia de su presunción.

Proverbios 21:25 El deseo del perezoso lo mata, porque sus manos no quieren trabajar.

Proverbios 21:26 El codicioso codicia todo el día; el justo da sin retener su mano.[ñ]

Proverbios 21:27 El sacrificio de los malvados es abominable, ¡tanto más ofreciéndolo con maldad![o]

La clase de alabanza («sacrificio») descrita en este proverbio no es mejor que un soborno. ¿Cómo trata la gente de sobornar a Dios? Puede ir a la iglesia, diezmar u ofrecerse como voluntario, no por amor ni devoción a Dios, sino porque esperan que El los bendiga a cambio. Pero Dios deja bien en claro que desea obediencia y amor más que rituales religiosos. Dios no quiere únicamente nuestros sacrificios de tiempo, energía ni dinero. Quiere nuestros corazones: amor y devoción completos. Quizás sobornemos a la gente, pero no podemos sobornar a Dios.

Proverbios 21:28 El testigo falso perecerá,[p] pero el hombre que escucha, siempre podrá responder.

Las consecuencias dañinas de la mentira se mantienen aun después que el mentiroso ha muerto.

Proverbios 21:29 El hombre malvado endurece su rostro, pero el recto ordena sus caminos.

Proverbios 21:30 No hay sabiduría ni inteligencia ni consejo contra Jehová.[q]

Proverbios 21:31 El caballo se apareja para el día de la batalla, pero Jehová es quien da la victoria.[r]

Este proverbio se refiere a la preparación para la batalla. Todos nuestros preparativos son inútiles sin Dios, pero aun con su ayuda debemos hacer lo que nos corresponde y prepararnos. Su control de los resultados no anulan nuestras responsabilidades. Quizás Dios quiere que usted escriba un gran libro, pero antes debe aprender a escribir. A lo mejor Dios quiere usarlo en misiones foráneas, pero debe aprender el idioma. Dios llevará a cabo sus propósitos y lo usará si ha hecho su parte en prepararse.

Justicia e impiedad
Proverbios a menudo compara los estilos de vida entre impíos y justos, y tiene un punto de vista bien marcado para vivir bajo el patrón de Dios. Se señalan las ventajas de llevar una vida justa y las desventajas de una vida impía. La clase de persona que decidamos ser afectará cada esfera de nuestra vida.

Perspectivas de la vida

Los Justos
Recibirán lo que desean
Se preocupan del bienestar de la creación de Dios
Entienden el juicio

Los Impíos
Temerosos
Aun su corazón es cruel
No entienden el juicio

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.