Comprometidos a Sembrar La Palabra de Dios

Proverbios 21: La justicia divina desautoriza el engaño

Proverbios 21:10 El alma del malvado desea el mal; su prójimo no halla favor en sus ojos.

Proverbios 21:11 Cuando el escarnecedor es castigado, el simple se hace sabio; cuando se amonesta al sabio, aprende ciencia.[e]

Por lo general, es mejor aprender de los errores de otros que de los propios. Podemos hacerlo al escuchar su consejo. Busque el consejo de otros en vez de lanzarse y aprender de la manera más difícil.

Proverbios 21:12 Observa el justo la casa del malvado, cómo los malvados son trastornados por el mal.[f]

Proverbios 21:13 El que cierra su oído al clamor del pobre tampoco será oído cuando clame.[g]

Deberíamos trabajar para satisfacer las necesidades de los pobres y protegerlos de sus derechos. Algún día quizás necesitemos dichos servicios.

Proverbios 21:14 La dádiva en secreto calma el enojo; el regalo discreto, la fuerte ira.[h]

Proverbios 21:15 Alegría es para el justo practicar la justicia, pero un desastre para los que cometen iniquidad.

Proverbios 21:16 El hombre que se aparta del camino de la sabiduría vendrá a parar en la compañía de los muertos.

Proverbios 21:17 Caerá en la pobreza el hombre que ama los placeres; y el que ama el vino y los perfumes no se enriquecerá.[i]

Proverbios 21:18 Rescate por el justo será el malvado, y por los rectos, el prevaricador.[j]

Rescate : Aquello que se entrega para salvar algo más valioso. El impío y el prevaricador no pueden compararse con el recto y el justo

Proverbios 21:19 Mejor es vivir en tierra desierta que con la mujer pendenciera e irascible.[k]

Proverbios 21:20 Tesoro preciado y aceite hay en la casa del sabio, pero el hombre insensato todo lo disipa.

Este proverbio habla acerca del ahorro para el futuro. Los créditos fáciles tienen a mucha gente viviendo al borde de la bancarrota. El deseo de mantener y acumular más, los empuja a gastar hasta el último centavo que ganan, y estiran su crédito hasta el límite. Pero cualquiera que gasta todo lo que tiene, consume más de lo que puede afrontar. Una persona sabia aparta dinero para cuando tenga menos. Dios aprueba la previsión y la restricción. El pueblo de Dios necesita examinar su estilo de vida para ver si lo que gasta complace a Dios o solo a él mismo.

Proverbios 21:21 El que sigue la justicia y la misericordia hallará la vida, la justicia y el honor.[l]

Proverbios 21:22 Tomó el sabio la ciudad de los fuertes y derribó la fuerza en que ella confiaba.[m]

Proverbios 21:23 El que guarda su boca y su lengua, su vida guarda de angustias.[n]

Ayúdanos a continuar sembrando La Palbara de Dios

WebDedicado ha sido autorizado a recaudar los fondos para continuar con La Gran Comisión


Deja el primer comentario

Otros artículos de Nuestro Blog

Que pueden ser de interés para ti de acuerdo a tus lecturas previas.