Proverbios 21: La justicia divina desautoriza el engaño

Proverbios 21:1 Como aguas que se reparten es el corazón del rey en la mano de Jehová: él lo inclina hacia todo lo que quiere.

Lo inclina : Dios puede cambiar un gobierno.

En los días de Salomón, los reyes poseían autoridad absoluta y a menudo se consideraban dioses. Este proverbio muestra que Dios, no los gobernantes terrenales, tiene la autoridad final sobre la política mundial. A pesar de que no se han dado cuenta, los reyes más poderosos de la tierra han estado siempre bajo el control de Dios.

Proverbios 21:2 Todo camino del hombre es recto en su propia opinión, pero Jehová pesa los corazones.

Toda persona justifica su conducta, pero Dios toma en cuenta también sus motivos.

La gente puede encontrar una disculpa casi para todo, sin embargo Dios mira detrás de la excusa en busca de los motivos del corazón. A menudo tenemos que tomar decisiones en esferas de la vida donde las buenas acciones resultan difíciles de discernir. Nos ayudaría tomar tales decisiones tratando de identificar los motivos en primer lugar y luego preguntarnos: «¿Le complacerían a Dios mis verdaderas razones para hacer esto?» El no se complace cuando hacemos cosas buenas solo para recibir algo a cambio.

Proverbios 21:3 Hacer justicia y juicio es para Jehová más agradable que el sacrificio.[a]

Los sacrificios y ofrendas no son sobornos que le hacemos a Dios para que no mire nuestras fallas de carácter. Si nuestros tratos personales y de negocios no se caracterizan por la justicia, ninguna cantidad de generosidad en el plato de la ofrenda la compensará.

Proverbios 21:4 Los ojos altivos, el corazón orgulloso y el pensamiento de los malvados, todo es pecado.

Proverbios 21:5 Los planes del diligente ciertamente tienden a la abundancia, pero todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.[b]

Llevar a cabo fielmente las tareas mundanas es un gran logro. Dicho trabajo se lleva a cabo con paciencia de acuerdo a un plan. La diligencia no surge de manera natural en la mayoría de la gente. Es el resultado de un carácter firme. No busque respuestas rápidas y fáciles. Sea un diligente siervo de Dios.

Proverbios 21:6 Amontonar tesoros por medio de la mentira es fugaz ilusión de aquellos que buscan la muerte.[c]

Proverbios 21:7 La rapiña de los malvados los destruirá, por cuanto no quisieron actuar conforme a derecho.

Proverbios 21:8 El camino del hombre perverso es torcido y extraño, pero los hechos del que es puro son rectos.

Proverbios 21:9 Mejor es vivir en un rincón del terrado que con mujer pendenciera en casa espaciosa.[d]

Compártelo con tus redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tu Opinión es muy importante para nosotros

Deja un comentario

También Podría interesarte

La liebre y el tigre

La liebre y el tigre

Que gran decepción tenía el joven de esta historia. Su amargura absoluta era por la forma tan inhumana en que se comportaban todas las personas,

Leer Más >>

Los mejores amigos

Hubo una vez dos mejores amigos. Ellos eran inseparables, eran una sola alma. Por alguna razón sus caminos tomaron dos rumbos distintos y se separaron.

Leer Más >>