Números 24: Profecía de Balaam

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Núm 24:20 Y viendo a Amalec, tomó su parábola y dijo: Amalec, cabeza de naciones; Mas al fin perecerá para siempre.

Saúl derrotó a los amalecitas en castigo por la emboscada a Israel.

Núm 24:21 Y viendo al ceneo, tomó su parábola y dijo: Fuerte es tu habitación; Pon en la peña tu nido;

Núm 24:22 Porque el ceneo será echado, Cuando Asiria te llevará cautivo.

Ceneo : Tribu tradicionalmente amiga de Israel; algunos de sus miembros acompañaron a los israelitas a la tierra prometida. La palabra hebrea para nido juega con la palabra ceneo . Asiria , no se convirtió en una potencia en el área sino a fines del siglo IX e inicios del siglo VIII a.C.

Núm 24:23 Tomó su parábola otra vez, y dijo: !!Ay! ¿quién vivirá cuando hiciere Dios estas cosas?

Núm 24:24 Vendrán naves de la costa de Quitim, Y afligirán a Asiria, afligirán también a Heber; Mas él también perecerá para siempre.

Estos son oráculos independientes, con sus propias introducciones, que aparecen como añadidos a los oráculos anteriores.

Estas oscuras palabras ofrecen un mensaje simple: El destino de las naciones está en manos de Dios ( cuando hiciere Dios estas cosas ).

Núm 24:25 Entonces se levantó Balaam y se fue, y volvió a su lugar; y también Balac se fue por su camino.

Balaam . . . y volvió a su lugar : Parecía que esto lo pondría fuera del alcance de la venganza de Israel.

El tercer oráculo de Balaam.

A pesar de la afirmación de Balaam de que Jehová no cambia de opinión, Balac todavía espera que Balaam maldiga a Israel. Le lleva a la cumbre del monte Peor donde Balaam tiene su tercer encuentro con Dios. Preparan holocaustos otra vez. Pero esta vez Balaam no busca a Dios a través de encantamientos como antes; simplemente espera a Dios. Esta vez el espíritu de Dios viene sobre él. Aunque Dios había puesto una palabra profética en la boca de Balaam antes, aparentemente hay algo más involucrado aquí. Parece que Balaac aquí entra en un estado de trance en que ve una visión dada por el Espíritu de Dios. Las primeras líneas de su oráculo (24:3, 4) apoyan esta interpretación.

Balaam pronuncia su tercera profecía. Empieza declarado que su ojo está abierto. Parece que se refiere al ojo espiritual, que ha sido abierto por el Espíritu de Dios para que vea las realidades espirituales. Afirma que no sólo escucha los dichos de Dios, sino que también percibe la visión dada por el Dios Todopoderoso. En las visiones anteriores, Balaam afirmó la relación especial entre Jehová e Israel y enfatizó lo que Dios ya ha hecho por su pueblo. Esta vez, por la revelación del Espíritu, hace predicciones de lo que Jehová ha de hacer por su pueblo en el futuro.

Predice la prosperidad de Israel. Se establecerá en la tierra y será fecundo y fuerte como un huerto bien regado o como un cedro, rey de los árboles, junto a las aguas. La RVA interpreta(su simiente tendrá agua en abundanciai ) como una referencia a la lluvia, que da la fecundidad a la tierra. Otros intérpretes ven aquí una predicción de la reproducción del pueblo y de su descendencia multiplicada. Los traductores de la LXX vieron aquí una profecía mesiánica de que saldría de la simiente de Israel uno que sería rey sobre muchas naciones: “su descendencia será en muchas aguas”). Esto concuerda bien con la predicción de que Israel tendrá un rey enaltecido más que Agag, rey de los amalequitas, y que su reino será engrandecido. Saúl, el primer rey de Israel, derrotó a los amalequitas y su rey Agag. (Se sugiere que Agag fue un título de los reyes de los amalequitas en vez de un nombre personal.)

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El florero de porcelana

El Gran Maestro y el Guardián se dividían la administración de un monasterio Zen. Cierto día, el Guardián murió, y fue preciso sustituirlo. El Gran

Artículo Completo

El último vuelo

Mi marido estaba en un vuelo comercial y cuando estaban cerca de su destino, la voz del capitán se escuchó a través del altavoz trayendo

Artículo Completo