Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Números 24: Profecía de Balaam

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Núm 24:1 Cuando vio Balaam que parecía bien a Jehová que él bendijese a Israel, no fue, como la primera y segunda vez, en busca de ag:uero, sino que puso su rostro hacia el desierto;

No fue . . . en busca de agüero : Se deduce que Balaam ya sabía que los medios del ocultismo eran inútiles.

Como Balaam era hechicero, buscaba agüeros o señales que lo ayudasen a predecir el futuro. En esta situación, sin embargo, era claro que Dios mismo era quien hablaba, de modo que Balaam no necesitaba otras señales, ni reales ni imaginadas.

Núm 24:2 y alzando sus ojos, vio a Israel alojado por sus tribus; y el Espíritu de Dios vino sobre él.

El Espíritu de Dios vino sobre él : Alude a un estado de éxtasis donde la persona del profeta es desplazada por el Espíritu, como muestra el lenguaje utilizado.

Núm 24:3 Entonces tomó su parábola, y dijo: Dijo Balaam hijo de Beor, Y dijo el varón de ojos abiertos;

Núm 24:4 Dijo el que oyó los dichos de Dios, El que vio la visión del Omnipotente; Caído, pero abiertos los ojos:

Núm 24:5 !!Cuán hermosas son tus tiendas, oh Jacob, Tus habitaciones, oh Israel!

Núm 24:6 Como arroyos están extendidas, Como huertos junto al río, Como áloes plantados por Jehová, Como cedros junto a las aguas.

Núm 24:7 De sus manos destilarán aguas, Y su descendencia será en muchas aguas; Enaltecerá su rey más que Agag, Y su reino será engrandecido.

¿Quién fue Agag? Agag era el título que se le daba al rey de los amalecitas, así como Faraón era el título que se le daba al soberano de Egipto. Saúl, el primer rey de Israel, venció a Agag. Balaam había profetizado correctamente la ruina de los viejos enemigos de Israel.

Rey, en este contexto, significa rey humano. Agag es el rey amalecita a quien Saúl venció.

Núm 24:8 Dios lo sacó de Egipto; Tiene fuerzas como de búfalo. Devorará a las naciones enemigas, Desmenuzará sus huesos, Y las traspasará con sus saetas.

Núm 24:9 Se encorvará para echarse como león, Y como leona; ¿quién lo despertará?(A) Benditos los que te bendijeren, Y malditos los que te maldijeren.(B)

La bendición o la maldición a Israel repercutían sobre quien las pronunciara. El intento de Balac de maldecir a Israel afectaría a su propio pueblo, de ahí su proclamación del futuro castigo que caería sobre Moab y otros pueblos en el oráculo no solicitado.

Deja una respuesta

Ayúdanos a continuar Sembrando La Palabra de Dios

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Dios cuenta hasta diez

Me fascina cómo Dios utiliza momentos de cada día para mostrarme lecciones espirituales. El otro día sucedió lo siguiente: Estaba en el supermercado, en fila para pagar

Artículo Completo

Carta de Judas

Judas: Lo que quiere decir ser cristiano Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago, envía esta carta a los llamados, que son amados en Dios y

Artículo Completo

Refinados como la plata

Hace algún tiempo, algunas señoras se reunieron en cierta ciudad para estudiar la Biblia. Mientras que leían el tercer capítulo de Malaquías, encontraron una expresión notable en

Artículo Completo