Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Proverbios 2: Excelencias de la sabiduría

Pastor Lionel

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Ayúdanos a continuar esta Obra

En el capítulo 2 sigue el paralelismo sinónimo. Además de manifestarse en cada versículo, hay un paralelismo sinónimo que une los versículos 1-4. Se encuentran las palabras atesoras (versículo 1) y tesoros (versículo 4). Una alusión a los tesoros escondidos (versículo 4) se encontrará en las parábolas de Jesús (Mateo13:44). En aquel pasaje, el reino de los cielos es el tesoro escondido y no la sabiduría. Y Pablo dirá en Colosenses 2:3-4 que en Cristo están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento. Además, Santiago dice: Si a alguno de vosotros le falta sabiduría, pídala a Dios… pero pida con fe, no dudando nada (Juan 1:5-6). El versículo 6 se anticipa: Jehová da la sabiduría. Un paralelismo extrabíblico de una comparación entre el tesoro escondido y la sabiduría se encuentra en Ptahhotep, 85, un escrito egipcio de 2.500 a. de J.C. El tesoro escondido aquí es la esmeralda. La plata mencionada en el versículo 4 tiene valor aún 1.000 a. de J.C. y se menciona tempranamente en el Antiguo Testamento (Génesis 13:2, donde Abraham es rico en ganado, plata y oro; Génesis 44:2 donde se menciona la copa de plata).

El maestro busca una evidencia de que el hijo se compromete con la sabiduría. La sabiduría debe ser “aceptada” (no rechazada) y “atesorada” (no menospreciada, versículo 1). El oído atento y el corazón humillado son características de un compromiso (versículo 2). Además, la utilización de la sabiduría que muestran las frases invocas y llamas a gritos es una característica de la aplicación y la sabia intención de aprender y poner en práctica las enseñanzas de la sabiduría. Se nota también un compromiso profundo cuando el joven busca la sabiduría como alguien que busca plata o algún tesoro. Algunos sacrifican todo y toman años buscando la ilusión de alguna plata y algún tesoro. ¡El compromiso con la sabiduría ha de ser muy sacrificado!

Los versículos 5-8 contestan al condicional si… con la palabra entonces. En primer lugar, la verdadera sabiduría nos lleva a la fe en y al conocimiento de Dios: su carácter, sus mandamientos, sus bendiciones (versículo 5). El descubrimiento de Dios viene porque él es la fuente primordial de toda la sabiduría (versículo 6). Los versículos 7 y 8 muestran lo que Jehová hace a favor del comprometido con la sabiduría. Dios “atesora” (versículos 1, 4) la mejor sabiduría para él y le protege en todo sentido. La palabra “piadosos” que aparece unas 32 veces en el Antiguo Testamento, a veces es traducida “los fieles” o los rectos. El Job 4:1 dice: Sabed que Jehová ha apartado al piadoso para sí, así mostrando una condición de más favorable o preferido. Sin embargo, un pasaje pesimista proclama: El piadoso ha desaparecido de la tierra; no hay ni uno que sea recto entre los hombres (Miqueas 7:2). Nos hace recordar a Elías, quien sabía que era el único recto y que iba a ser el último con su muerte: Yo solo he quedado, y me buscan para quitarme la vida (1Reyes 19:10). Dios respondió a Elías mostrándole su poder pero hablándole en una voz suave: Yo he hecho que queden en Israel 7.000, todas las rodillas que no se han doblado ante Baal y todas las bocas que no lo han besado (1Reyes 19:18).

En el versículo 9 se encuentra por segunda vez la palabra hebrea ‘az que significa entonces (versículo 5). Además del gran beneficio de conocer a Dios que se encuentra en los versículos 5-8, que establece una relación vertical entre el hombre y Dios, ahora se presenta una relación horizontal entre los hombres. La sabiduría sirve para construir todo buen camino, es decir la vida ideal. La expresión la justicia, el derecho y la equidad parece ser un lema sobre la justicia como otros lemas tales como “pan y techo” o “libertad, fraternidad e igualdad”. Se trata aquí de los poderes evaluativos, de discernimiento y de la igualdad o equidad para todos.

La Misná, la interpretación judía de la ley, identifica la sabiduría como la ley y afirma que el estudio de la ley (el Antiguo Testamento) dará vida en este mundo y en el mundo que vendrá.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

Salvada por un ángel

Una día salí muy temprano de casa para dejar a mi hijo a la casa de mi mamá. Iba conduciendo por una avenida principal; había

Artículo Completo

Cristo

Carlomagno reinó sobre los franceses desde 768 al 814 D de C. Desde el año 800 al 814 fue considerado como emperador romano. Fue el

Artículo Completo