Proverbios 2: Excelencias de la sabiduría

Pastor Lionel

Ayúdanos a continuar esta Obra

Proverbios 2:1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, y mis mandamientos guardares dentro de ti,

Si se cumple con los tres «si» (versículos 1, 3, 4), lograrán descubrir el glorioso tesoro de la sabiduría (versículo 4) y el conocimiento de Dios (versículo 5).

Proverbios 2:2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; si inclinares tu corazón a la prudencia,

Proverbios 2:3 Si clamares a la inteligencia, y a la prudencia dieres tu voz;

La sabiduría viene de dos modos: es un regalo de Dios y una búsqueda activa. El punto de partida de la sabiduría es Dios y su Palabra revelada, la fuente de “el conocimiento y la inteligencia”. En ese sentido, la sabiduría es su regalo para nosotros. Pero únicamente se la otorga a quien con sinceridad la busca. La sabiduría de Dios está escondida de los rebeldes y necios, exige un esfuerzo para encontrarla y usarla. La senda hacia la sabiduría es difícil. Cuando estamos en ella, descubrimos que la verdadera sabiduría es la de Dios y que El nos guiará y recompensará nuestra búsqueda sincera y persistente.

Proverbios 2:4 Si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoros,

Proverbios 2:5 Entonces entenderás el temor de Jehová, y hallarás el conocimiento de Dios.

Proverbios 2:6 Porque Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.

Dios nos da sabiduría y victoria, no por andar por la vida a la deriva ni por actuar irresponsablemente con sus dones y recursos. Si somos fieles y conservamos claro en nuestra mente el propósito en la vida, El nos guardará del orgullo y la avaricia.

Proverbios 2:7 El provee de sana sabiduría a los rectos; es escudo a los que caminan rectamente.

Proverbios 2:8 Es el que guarda las veredas del juicio, y preserva el camino de sus santos.

Proverbios 2:9 Entonces entenderás justicia, juicio y equidad, y todo buen camino.

Proverbios 2:10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, y la ciencia fuere grata a tu alma,

Los versículos 10 y 11 ofrecen la vía para escapar de la lista de amenazas, reseñadas en los versículos 12-19, que acechan a los varones (versículos 12-15) y a las mujeres (versículos 16-19) perversos.

La sabiduría surge de un proceso de crecimiento constante. Primero, debemos confiar y honrar a Dios. Segundo, debemos darnos cuenta de que la Biblia nos revela la sabiduría de Dios. Tercero, debemos tomar una serie de buenas decisiones para toda la vida y evitar peligros morales. Cuarto, al tomar decisiones erróneas o pecaminosas, debemos aprender de nuestros errores y recuperarnos. La gente no desarrolla todos los aspectos de la sabiduría de inmediato. Por ejemplo, muchos tienen más agudeza de ingenio que discreción. Otros tiene más conocimiento que sentido común. Pero podemos orar para obtener todos los aspectos de la sabiduría y lograr desarrollarlos en nuestra vida.

Deja una respuesta

Publicaciones que pueden ser de interés para ti

El cojo y el ciego

En un bosque cerca de la ciudad vivían dos vagabundos. Uno era ciego y otro cojo; durante el día entero en la ciudad competían el

Artículo Completo

Allí estaré

Cuando tu risa desborde tu alegría, cuando el éxito corone tus esfuerzos, cuando la salud sea plena, y la vida generosa allí estaré. Cuando la

Artículo Completo

Jesucristo

Jesucristo: De tal manera ama al mundo que día a día se entrega para que todo el que en Él cree no se pierda sino

Artículo Completo

Pequeñas reflexiones

Hoy no quiero presentarte una historia. Prefiero dejarte estas pequeñas reflexiones y pedirte que no las leas todas de un tirón. Tómate tu tiempo en

Artículo Completo

La resurreccion

Karl Heim, el famoso teólogo—científico alemán, relató un incidente que ocurrió en Moscú después de la revolución rusa y que fue publicado por la prensa

Artículo Completo